sin_seccion

Kicillof aseguró que el acuerdo entre el Citibank y los fondos "es claramente violatorio"

El ministro de Economía nacional anticipó que enviará cartas a todos los organismos al considerar que "al leer la letra chica del acuerdo, se está por configurar una estafa a los bonistas".

Miércoles 25 de Marzo de 2015

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció esta tarde que le pedirá al Banco Central, a la Comisión Nacional de Valores y a la Inspección General de Justicia analizar si el Citibank “violó las leyes argentinas y puede seguir operando en el país”.

“Yo como ministro de Economía, y ya lo he hablado con la Presidenta, voy a girar cartas a todos los organismos, como CNV, IGJ y BCRA, poniéndolos en autos de cuál es la situación de este banco que ha firmado un acuerdo externo (con fondos buitre) que va a condicionar sus operaciones en la Argentina”, advirtió.

En conferencia de prensa, Kicillof advirtió que él no toma medidas desde el Ministerio de Economía porque no es la autoridad de aplicación, pero aclaró que “esto tiene que ver con el interés nacional, porque si el banco va a tirar a la basura a sus clientes entonces no está cumpliendo con la ley”.

El problema pareció quedar zanjado con el acuerdo logrado la semana pasada, que contó con la venia de Griesa, pero el ministro Axel Kicillof dijo que ese trato implica que el banco no garantizará el cobro de los títulos.

El acuerdo “es claramente violatorio de la normativa argentina es para favorecer a los fondos buitres. Lo que tendría que hacer el Citibank es garantizar que los tenedores de bonos cobren el bono. Tiene que cumplir la ley local”, señaló Kicillof en rueda de prensa.

La filial argentina de Citigroup debe procesar dos pagos de deuda el 31 de marzo y el 30 de junio, el primero de ellos por 3,7 millones de dólares. Antes de conocerse la autorización de Griesa para que procese los pagos, Argentina había amenazado con retirarle la licencia bancaria.

Citigroup “no va a garantizar que cobren los bonos. Leyendo la letra chica de este acuerdo, lo que encontramos aquí es una trampa y posiblemente se esté por configurar una estafa a los bonistas”, dijo el ministro de Economía.

“La estafa se configuraría cuando el tenedor de bonos no cobre, y no lo haga por la inacción del Citibank o el acuerdo espurio del Citibank”, añadió Kicillof.

El juez Griesa interviene en la disputa legal entre Argentina y acreedores a quienes dejó de pagarse en medio de un gigantesco default de unos 100 mil millones de dólares en el 2002.

El Gobierno argentino abrió canjes de deuda en el 2005 y el 2010, que implicaban una fuerte quita y fueron aceptados por el 93 por ciento de los acreedores.

Los fondos conocidos como “holdouts” o “buitres” no aceptaron la reestructuración y recurrieron a la justicia de Estados Unidos para buscar la cancelación del total de la deuda.

A partir de la demanda de los holdouts, Griesa decidió bloquear pagos de Argentina a sus acreedores reestructurados hasta tanto no cancele la deuda que mantiene con los bonistas con deuda que cayó en default en el 2002.

El año pasado, Griesa había permitido tres veces a Citigroup procesar operaciones, hasta que en marzo decidió no volver a hacerlo. Pero en un giro sorpresivo, el juez decidió otorgar nuevas autorizaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS