sin_seccion

Gimnasia venció a Chicago 2 a 1 en un agónico final

Se puso en ventaja con gol de Alvaro Fernández, a los 2 minutos, pero igualó Lucas Aveldaño, a los 37, ambos en el segundo tiempo. En el descuento llegó el de Ignacio Fernández.

Martes 17 de Marzo de 2015

Gimnasia y Esgrima La Plata logró esta tarde su primer triunfo en el torneo al vencer de manera agónica a Nueva Chicago por 2 a 1, en el partido que completó la quinta fecha del torneo de Primera División Julio Humberto Grondona.

El equipo platense se puso en ventaja por intermedio del uruguayo Alvaro Fernández, a los 2 minutos, pero igualó Lucas Aveldaño, a los 37, ambos en el segundo tiempo.

Ya en el tiempo de descuento, Ignacio Fernández le dio el agónico triunfo al Lobo.

La victoria le dio algo de respiro al entrenador Pedro Troglio, quien estaba siendo muy criticado por los hinchas “triperos” e incluso fue expulsado tras gritarle el gol -insulto incluido- a algunos plateístas.

El partido fue de tono discreto, porque se luchó más de lo que se jugó, ya que las necesidades de ambos conjuntos hicieron que las ideas claras escasearan.

En el inicio Medina remató desde afuera del área y Sánchez tapó con el pie, en la primera llegada clara del “Lobo”, y a los 13 Barsottini tuvo una clara ocasión, pero su cabezazo se fue desviado.

Con pocas ideas, y presionado por su gente, Gimnasia muchas veces equivocó el camino para llevar peligro al área rival, porque insistió mucho en centros para Vegetti, que peleó mucho con los defensores visitantes y pocas veces ganó.

En tanto, Chicago evidenció sus ganas de ir en busca de, al menos, un punto, pese a que la propuesta de Omar Labruna fue ofensiva, con Matías Deferico como enganche.

Sobre los 29 Masuero remató desde 40 metros y Navarro debió exigirse para evitar la caída de su valla.

En el complemento la historia no varió demasiado, el juego continuó inmerso en una fricción denodada, pero a los 2 Rojas colocó un pase justo a Alvaro Fernández, y el uruguayo definió por debajo del cuerpo de Sánchez para abrir el marcador.

Sin embargo, tras ponerse en ventaja, Gimnasia se replegó peligrosamente y dejó que Chicago gane en confianza, apoyado por los cambios que introdujo Labruna, y a los 29 hizo estallar el travesaño con un cabezazo.

Tanto fue Chicago que terminó alcanzando el empate, con un zurdazo de Aveldaño que se desvió en un defensor local y desacomodó al arquero Navarro.

Lo que quedó de ahí al final fue un “golpe por golpe” y a los 42 un cabezazo de Alvaro Fernández, exigió los reflejos de Sánchez, que sacó al córner el balón que tenía destino de red.

Pero en el tercer minuto de descuento Ignacio Fernández sacó un zurdazo preciso para dejar sin chances al arquero rival y desató la locura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS