sin_seccion

Djokovic remonta, Murray festeja y Mónaco renace en Miami

El serbio sufrió para derrotar a Dolgopolov, Andy Murray celebró su triunfo número 500 y el argentino confirmó ante Verdasco su levantada: "Estoy rápido, estoy ágil, tengo confianza”.

Martes 31 de Marzo de 2015

El serbio Novak Djokovic sufrió, el británico Andy Murray celebró su triunfo número 500 y el argentino Juan Mónaco confirmó su renacimiento en la jornada de hoy del torneo de tenis de Miami.

Los tres y el español David Ferrer avanzaron a cuartos de final de un torneo cuyo cuadro femenino ya tiene definida una semifinal: la española Carla Suárez batió a la estadounidense Venus Williams por 0-6, 6-1 y 7-5 y se medirá con la alemana Andrea Petkovic.

Djokovic, número uno del tenis mundial, remontó hoy un duro partido ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov y el jueves jugará ante Ferrer los cuartos.

El serbio se impuso por 6-7 (3-7), 7-5 y 6-0 a Dolgopolov en casi dos horas de partido. El ucraniano, con problemas en un pie, no opuso resistencia en el último set, pero sí en los dos primeros.

En el segundo puso contra las cuerdas al serbio, actual campeón en Miami, donde busca su quinto título y el segundo seguido.

Dolgopolov tuvo oportunidad para adelantarse por 4-0, pero lo desaprovechó y Djokovic remontó un 4-1 en contra para igualar 5-5. En el undécimo juego quebró el servicio de su oponente, que ya no resistió más.

En el descanso antes del último set el ucraniano fue atendido de molestias en el pie y ya no presentó más batalla.

“Sentí que no era mi día, uno de esos días en los que uno no se siente bien mentalmente. Tenía una batalla interior, la más difícil hoy”, admitió el serbio. “Estos partidos me ayudan a ganar confianza. Contra Ferrer necesitaré estar a mi mejor nivel”, se exigió.

Ferrer, sexto favorito, se había impuesto antes de forma similar al francés Gilles Simon por 7-6 (7-5) y 6-0 y es el único jugador español que sobrevive en el torneo tras la derrota de Fernando Verdasco ante Mónaco por 6-3 y 6-3.

“El primer set me costó mucho, con muchos fallos, sobre todo al principio, pero pude sacarlo. Y en el segundo pude hacer ya más mi tenis: tirar más con mi derecha y jugar más ordenado”, resumió.

“Los dos nos hacemos muchos breaks. Somos jugadores que restamos muy bien. Siempre que he jugado contra él ha pasado esto”, agregó.

Todo cambió en el segundo set. “Mentalmente me vine arriba y él, al perder el primero, se vino un poco abajo”, añadió Ferrer.

Ya mañana buscarán las semifinales Mónaco ante el checo Tomas Berdych y Murray frente al austriaco Dominic Thiem.

Mónaco celebró su buen partido ante Verdasco. “Estoy muy contento, sobre todo por estar en cuartos de un torneo muy importante, por el nivel que demostré desde el principio y hasta el final, y por haberle ganado a un rival de jerarquía”, dijo tras batir al español, al que golpeó de inicio y al que ganó los cinco últimos juegos para sellar el triunfo.

“Son cosas que hacen crecer mi confianza, mi nivel tenístico”, agregó el argentino, que admite que ahora está practicando un tenis “más agresivo”, lo que le está dando resultados.

Contra Berdych, un tenista de golpes planos y escaso ritmo, quizás deba volver a ser el Mónaco de antes: “No puedo ser tan agresivo, pero estoy rápido, estoy ágil, tengo confianza”.

El checo ha ganado las seis veces en las que se enfrentaron, pero Mónaco se aferra sobre todo a los dos partidos de Copa Davis, en 2009 y 2012, definidos en cinco ajustados sets.

Berdych, octavo favorito, superó al francés Gael Monfils por 6-3, 3-2 y abandono por lesión en la cadera derecha.

Murray, por su parte, festejó el triunfo número 500 en su carrera tenística al batir al sudafricano Kevin Anderson por 6-4, 3-6 y 6-3. Es el primer británico, el noveno jugador en activo y el número 46 en la era Open en llegar a esa cifra.

“No muchos jugadores han logrado tantas. Es bonito y hacerlo aquí, aún más para mí”, dijo el escocés de 27 años, que pasa buena parte del año en Miami.

En el cuadro femenino destacó el triunfo de Suárez. La española, que disfruta en el 12 de su mejor posición en el ranking mundial, nunca había llegado tan lejos en un torneo de categoría Masters 1.000 como el de Miami y confirma su buen año 2015, en el que ha llegado al menos a cuartos de final en siete de los ocho torneos disputados.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS