Política

Sin unanimidad, la Justicia Federal prorrogó la suspensión de su actividad

Es para los trámites en Rosario y Venado Tuerto. Un camarista votó en contra: postula que hay que habituarse a trabajar por vía remota en pandemia

Martes 22 de Septiembre de 2020

La Cámara Federal de Rosario resolvió en forma dividida prorrogar la suspensión de toda la actividad hasta el 25 de septiembre en esta esfera judicial, tanto en Rosario como Venado Tuerto, lo que significa un retardo de los trámites que esperan decisiones en estos tribunales. El fallo adhiere en forma automática a las medias restrictivas del gobierno provincial a raíz del aumento de casos positivos de Covid-19 en especial en Rosario. Así, salvo el juzgado penal en turno, más una guardia en uno del fuero civil, todos los demás juzgados hoy están cerrados.

La resolución fue suscripta por los jueces Guillermo Toledo, Elida Vidal y Fernando Barbará. Entre otros argumentos considera el vigente aplazamiento del ejercicio de las profesiones liberales que comprende la abogacía como motivo para la prórroga. Y define que los plazos de resolución sigan suspendidos en todas las materias.

Pero el camarista Aníbal Pineda se opuso a este criterio y fue partidario de una apertura de las materias habilitadas y el retorno a la vigencia de los plazos procesales. Su principal motivo es que los recursos informáticos y tecnológicos a disposición de la Justicia Federal posibilitan garantizar la prestación del servicio de justicia sin necesidad de presencia física en los Tribunales. Pero además entiende que en las semanas siguientes el tema sanitario seguirá igual y uno de los tres poderes del Estado no puede estar cerrado.

“Han pasado seis meses desde la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud y hoy tenemos la certeza de que este virus no se acaba en los próximos días ni quizás durante este año. Por lo que debemos dejar de pensar institucionalmente en la «pos» pandemia y empezar a internalizar la idea de convivir y prestar nuestro servicio de justicia «en» pandemia”, sostuvo Pineda, a cuyo criterio “hay que pensar que nuestro Poder Judicial coexista con el virus y cumpla su rol institucional trascendente el tiempo que lleve la fabricación masiva de la vacuna contra el Covid-19”.

El panorama es crítico debido a que están en curso miles de juicios laborales, previsionales o por temas tributarios. También hay causas con unos dos mil presos bajo la esfera de la Justicia Federal.

Los camaristas que votaron a favor de la prórroga sugieren que los jueces de primera instancia, en casos que requieran máxima celeridad, levanten la suspensión de los plazos. Los asuntos que consideran son “cuestiones vinculadas con la privación de la libertad de las personas, violencia urbana y doméstica, delitos contra la salud pública, delitos migratorios, interrupción de las comunicaciones, delitos vinculados con el aprovechamiento de la calamidad, habeas corpus, delitos contra las personas, contra la integridad sexual, contra la seguridad pública y contra el orden público”. También temas no penales como asuntos de familia urgente, resguardo de menores, violencia de género y amparos, particularmente los que se refieran a cuestiones de salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario