..

Sigue el juicio a la mujer que quemó a su esposo

Un juez camarista rechazó la nulidad del caso de Marcelo Brun, a quien su esposa encerró y le prendió fuego, en Cañada de Gómez.

Sábado 20 de Junio de 2015

El juez penal de Cámara Carlos Alberto Carbone rechazó el pedido de nulidad del proceso por el cual la arquitecta cañadense Virginia Navarro fue sentenciada a 15 años de prisión por intentar matar, el 30 de mayo de 2011, a su esposo, Marcelo Brun, prendiéndolo fuego. El cumplimiento o no de la pena depende de un tribunal familiar, que deberá expedirse sobre la insanía o cordura de la mujer que aún no ha sido siquiera notificada del fallo porque sería inimputable. Además, el camarista encomendará al Ministerio Público de la Acusación que investigue si una junta médica especial que intervino oportunamente y cuyo dictamen es clave para la defensa de la acusada, incurrió en algún tipo de delito al excederse, aparentemente, en sus consideraciones que obraron a favor de la acusada.

El 27 de mayo último se celebró en la Sala 4ª del tribunal penal de Rosario una audiencia en la que la defensa de Navarro, a cargo del abogado José Luis Vázquez, expuso sus argumentos para el pedido de nulidad —ya rechazado en primera instancia— y archivo de la causa, invocando el informe emitido por la Junta Especial de Salud Mental provincial, a la que en su momento la Justicia le solicitó que determinara si la mujer estaba en condiciones psicológicas para ser notificada de la sentencia, a lo cual los profesionales respondieron que no, y se explayaron al agregar que la acusada era inimputable "antes, durante y después del hecho".

El defensor de Navarro hizo valer esta documentación y logró el propio juez que la condenó, autorizara su internación en una clínica psiquiátrica de Rosario y que desde el año pasado tuviera salidas terapéuticas, por lo que está prácticamente en libertad.

"Una gran actriz". Para la Fiscalía de Cámara, a cargo de Cristina Rubiolo, "los informes médicos nunca fueron claros" y específicamente el que esgrime Vázquez "se excedió en lo que ordenaba el juez, que sólo debía dictaminar si era capaz o no para notificarse" de la pena. "La Junta de Salud Mental tenía límites", enfatizó la profesional en la audiencia celebrada semanas atrás, y en ese sentido remarcó que "el magistrado del fuero civil es quien con sana crítica y justicia, debe decretar la capacidad o incapacidad de una persona".

Al respecto, la fiscal afirmó que la imputada "jamás estuvo con un brote psicótico, cometió el hecho con total tranquilidad", "planeó lo sucedido" y "comprendía la criminalidad de los hechos", por lo que "es capaz de estar en juicio y ser procesada penalmente". Para Rubiolo, Navarro "es una gran actriz y no una inimputable".

La profesional fundamentó su hipótesis de un delito premeditado "conforme el modus operandi de hacer una puerta especial que sólo se cerraba por fuera, previo haber comprado estos cerrojos. Lo hizo entrar (a Brun) para que limpie el lugar y lo cierra comenzando a incendiarlo desde arriba, sin que pudiere salir su marido, y cuando el vecino se da cuenta, que a la postre lo salva, dijo que fue un accidente y que a su marido se le había caído un cigarrillo".

Al margen de la responsabilidad de los miembros de la junta médica en el desarrollo del caso, será el Tribunal Colegiado de Familia Nº 3 a cargo de Silvina García, el que determinará el rumbo de la causa, que se cerrará si declara la insanía de Navarro. De lo contrario, ésta deberá cumplir sus 15 años de condena por el intento de homicidio y las lesiones gravísimas que produjo a su esposo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS