..

Se agudizó el conf licto que afecta a los municipales en Las Rosas

Tras el fracaso de las negociaciones en el juzgado en lo laboral. La protesta la impulsan unos 200 empleados. Ayer cortaron la intersección de las rutas nacional 178 y las provinciales 13 y 65.  

Miércoles 06 de Abril de 2016

Tras el fracaso de las negociaciones realizadas ayer en el Juzgado en lo Laboral de 1ª Instancia de Santa Fe, se agudizó la crisis que afecta a los empleados municipales de Las Rosas. En consecuencia las acciones de protesta que impulsan más de 200 trabajadores incluyeron desde la mañana de ayer cortes en la intersección de la ruta nacional 178 con las provinciales 13 y 65, al noroeste de la ciudad.

La modalidad de la medida consistió en interrumpir el tránsito cada media hora y luego liberarlo hasta su normalización. "Nuestra intención no es molestar a los conductores pero estamos desesperados por lo que nos toca y queremos que, de una vez por todas las autoridades provinciales tomen cartas en el asunto", dijo un manifestante a este diario, y agregó que "en estos días hubo sucesos muy graves que hacen que no se vea a corto plazo una salida a la crisis".

Desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe (Festram) declararon el estado de alerta y movilización a través de un comunicado en el que también denunciaron amenazas de muerte a trabajadores y familiares. En el mismo escrito convocaron a un plenario de secretarios generales a realizarse mañana jueves, para analizar las medidas a adoptar en todo el territorio provincial. Las autoridades del organismo sindical indicaron a este diario que no se descarta que la semana próxima la medida de fuerza se extienda a toda la provincia en respuesta a los graves acontecimientos que involucraron a los empleados rosenses.

Amenazas. En un marco de tensión social en aumento comenzó a circular por las redes sociales un video en el que se ve a un hombre que, enmascarado y encapuchado, amenaza con incendiar la carpa que levantaron los trabajadores ante al Palacio Municipal y además intimida a dirigentes gremiales y sus familiares. "Este es un mensaje para Claudio Gómez y sus muchachos. Sabemos dónde vivís, barrio Los Lapachos, en la cortada. Dejá de apretar a nuestra gente o te la vas a ver con nosotros", dice el sujeto bajo una máscara y detrás de una notebook de Conectar Igualdad.

Y agrega: "Este no es un mensaje gracioso. Esta es una advertencia. Si ustedes siguen con este paro le prendemos fuego la carpa. Al otro que anda con vos, sabemos dónde tiene el almacén la mujer y dónde estudia la hija. Van a pensar dos veces antes de agredir a un trabajador. Este es un mensaje de la gente de mi barrio, con respeto a todos los trabajadores", finaliza el video.

Según el comunicado de Festram, "el delincuente" que aparece en el filme "podría ser identificado como un partidario del intendente del PRO". En el documento el gremio denunció además la presencia de personas desconocidas que merodeaban los ámbitos en los que se desarrolla la protesta y que "exhiben armas de fuego y se movilizan en una camioneta Amarok patente NEW 889".

"Esto, sumado al antecedente de la quema de basurales, hace imprescindible acciones sindicales contundentes para proteger la vida y la seguridad de los trabajadores en el ejercicio del derecho constitucional de huelga, ante la notable ausencia del Estado en asumir esta responsabilidad", resalta el comunicado, y añade que "no obstante los pedidos realizados por la Cámara de Diputados de la provincia, la Gendarmería Nacional sigue en el interior del Palacio Municipal, amenazante en el conflicto y en abierta violación a la autonomía provincial".

En otro orden, los gremialistas indicaron que "la medida de fuerza sigue como consecuencia de la decisión del intendente, Javier Meyer, de no acatar la conciliación obligatoria, en un marco de permanentes y sistemáticas agresiones y provocaciones que motivan a esta Federación a impulsar el inicio de acciones penales contra el funcionario público".

Además el documento asegura que "a raíz de la falta de respuestas concretas de los poderes del Estado, se resolvió iniciar en días un plan de acción con medidas activas que incluirán protestas callejeras en la localidad y con extensión al ámbito provincial".

Antisindical. El intendente de Las Rosas fue citado ayer por el titular del Juzgado de Primera Instancia en lo laboral de 2ª nominación, David Suasnabar, a comparecer por la denuncia presentada por Festram por presuntas conductas antisindicales. "Aún no nos corrieron ningún tipo de traslado para analizar la causa, pero seguro la refutaremos porque no se cometieron actitudes antisindicales desde ningún punto de vista", expresó Meyer, a FM Renacer Regional.

En ese marco dio su versión del asunto y dijo que "tenemos una medida de fuerza dividida y parcial que no pudieron generalizar. Unos 80 empleados no adhirieron al paro y trabajaron todo el mes en la medida en que pudieron. Ante el juez quedamos expuestas cada una de las partes, cada cual con su versión. La nuestra avalada con papeles y legitimidades y la de Festram, como siempre, con supuestos, con dimes y diretes y lo que ellos suponen que debería ser sin ningún tipo de respaldo jurídico y legal", dijo Meyer.

El intendente indicó que la propuesta que hizo el municipio "fue que Festram se haga cargo de pagar los días no trabajados por el paro y nosotros, en la medida en que los empleados vayan recuperando las horas perdidas por la tarde, le devolveríamos el dinero que ellos pondrían y así le solucionaríamos el problema al obrero. Un problema que obviamente se generaron ellos, porque acá incitaron a respaldar una medida a una masa de 127 obreros cuando solo afectó a 50. Los que fueron por adhesión solidaria directamente pierden el derecho al cobro de haberes".

Firmeza. "El municipio está con firmeza. Los días de paro no se pagan, pero estamos ofreciendo al obrero reconstituir su salario con horas de trabajo. Eso es lo que corresponde y lo que la sociedad quiere. La sociedad quiere pagar por futuras prestaciones. No le podemos pagar porque sí porque estamos en emergencia y lo valorable es que el vecino sigue pagando impuestos", dijo Meyer, y agregó que "pido disculpas porque me siento responsable por ejemplo de los carnés (licencias de conducir) que no podemos extender y le causamos gravísimos inconvenientes a muchos transportistas".

"Las Rosas hoy está en una situación de estado antijurídico que la fiscal en ningún momento reconoce, más allá de que la cantidad de demanda que iniciamos en lo penal y en lo civil. Acá la vergüenza total es el accionar de la Justicia. Las Rosas hace literalmente más de un mes que está tomada en forma ilegal y la Justicia no se expide. No pide que se desaloje la maestranza para que los 80 obreros puedan trabajar con sus herramientas", ejemplificó Meyer.

"Hoy, ya sin argumentos van a cortar una ruta no sólo para molestar a los rosenses, sino a todos los trabajadores que usan la ruta 13, 178 y 65. Es una vergüenza lo que está sucediendo en esta ciudad y si la fiscal no se hace presente y evalúa todo el material probatorio que sobradamente le despachamos en tiempo y forma, estaremos ante un hecho de incompetencia en el caso", se indignó Meyer.

Adicionales. Sobre la cuestión que originó el conflicto, el intendente dijo que "el tema de los adicionales de sueldos es indefendible. La quita de adicionales afectó sólo a 25 trabajadores, dentro de ellos la cúpula de Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) de Las Rosas, y hoy pretenden defender el problema en el que han metido a una masa de trabajadores que nada tiene que ver con este asunto".

"Agotamos las vías administrativas para que esto vaya a la Justicia pero ellos no quieren hacerlo de ese modo bajo ningún punto de vista. Ellos siguen con el método de presión hacia la comunidad con mediadas de fuerza, manteniendo un estado totalmente ilegal y el apoyo indirecto de la inacción de la Justicia", finalizó el intendente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario