..

Se agrava el conflicto en Panda y hay temor por el futuro de la firma

Los manifestantes denunciaron que les deben parte del sueldo de junio y el aguinaldo, y expresaron su incertidumbre respecto del futuro de las fuentes laborales en la empresa.

Sábado 25 de Julio de 2015

Los trabajadores de Helados Panda volvieron a manifestarse en la planta de Villa Gobernador Gálvez, donde expresaron su preocupación por un posible "vaciamiento de la empresa" y hasta montaron guardias para cuidar las instalaciones, ubicadas en San Martín al 2800 de esa ciudad.

Los manifestantes denunciaron que les deben parte del sueldo de junio y el aguinaldo, y expresaron su incertidumbre respecto del futuro de las fuentes laborales, ya que la firma está prácticamente sin insumos y tiene parada la producción desde hace más de 60 días.

"No queda materia prima y no queda casi mercadería en las cámaras", expresó Alberto González, secretario de Organización del sindicato que nuclea a los trabajadores del helado y empleado de la planta. "Queremos que alguien de la Intendencia, el secretario de la Producción o ministros de la provincia nos ayuden a contactar a los dueños de la empresa", pidió el gremialista. Y aclaró: "No es nuestra idea cortar la ruta 21, no queremos perjudicar a otros trabajadores, necesitamos una respuesta por parte de la empresa".

Los trabajadores quieren saber cuál es la intención de los dueños de la firma, que no aparecen.

La empresa tiene un plantel de 65 empleados permanentes, que se eleva a unos 110 cuando comienza la temporada alta y se incorpora a los eventuales. El personal viene sufriendo retrasos en el pago de sus haberes. A principios de este mes, la situación llegó a un nivel de tensión máxima, aunque en aquel momento, y a partir del depósito del 70 por ciento que se les debía de mayo, el clima se apaciguó, pero por poro tiempo.

Estado de alerta. "La empresa no está cerrada, estamos en un estado de alerta permanente porque se nos está adeudando parte del sueldo de junio y el aguinaldo. La empresa está abierta pero hace 60 días que no producimos. No tenemos trato con los dueños, sino con un supuesto encargado. Lo que ellos en su momento habían dicho es que estaban con un problema financiero, pero no vamos a permitir que el hilo se corte por lo más fino, que es la gente. Los empresarios tienen capital para remontar la fábrica, sabemos que tienen negocios en el norte, cadenas de supermercados y de farmacias. Quizás, este negocio no les cierre, pero tampoco vienen y nos dicen «hasta aquí llegamos», porque ahí nosotros podríamos ver qué actitud adoptamos", afirmó el sindicalista.

Por lo pronto, el sindicato que los nuclea pidió una reunión con la empresa en el Ministerio de Trabajo de la provincia, donde solicitarán a los titulares de la firma que blanqueen la situación y anuncien cuál es la intención que tienen con el emprendimiento productivo". Además, pidieron la colaboración de las autoridades locales y del Concejo para que se hagan eco de la situación.

Pedido en el Concejo. En este sentido, el concejal Carlos Dolce, quien ayer se hizo presente en la planta, adelantó que la semana próxima presentará un proyecto de apoyo a los trabajadores, y pedirá que se hagan "las gestiones necesarias ante quien corresponda para que, si la administración actual de la empresa no es viable, se deje a los trabajadores administrarla como cooperativa".

González, por su parte, aclaró que el personal ingresa a los lugares de trabajo, pero permanece en asamblea permanente y en conflicto por falta de pago. "De todos modos, y aunque no fuera así, no podríamos producir porque no tenemos mercadería. El temor de todos es la continuidad de la empresa.

Panda funciona en la ex planta de la firma La Montevideana, que hoy tiene sus instalaciones en Rosario. Luego tuvo varios dueños, hasta que la marca fue comprada por inversores correntinos que, aparentemente, no venían del rubro.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario