Santa Fe

"No queremos un casino abierto las 24 horas y con cajeros automáticos en la puerta"

Concejales del Frente Progresista emitieron un comunicado en el que cuestionan la presión ejercida por el Casino de Santa Fe, que amenaza con despedir personal por la suba de una tasa municipal. A su vez, los ediles se muestran abiertos a dialogar con los empresarios para establecer nuevas condiciones a la actividad. La discusión en la ciudad se da en paralelo a lo planteado en provincia de Buenos Aires por María Eugenia Vidal, quien ordenó cerrar tres casinos y otras medidas contra el juego y la ludopatía.

Lunes 15 de Enero de 2018

La polémica ante la inaudita presión ejercida por el Casino de Santa Fe para que no se aplique la suba de 6,3% a 9% de la tasa de Derecho de Registro e Inspección (Drei), consistente en la amenaza de despido de personal, tuvo la primera repercusión oficial desde el Concejo Municipal, órgano que a fines del año pasado determinó el incremento.

LEER MÁS: Insólita "presión" del Casino de Santa Fe para pagar menos impuestos

Se trata de un documento emitido por tres concejales del Frente Progresista Cívico y Social: Leandro González, Marcelo Ponce y Sergio Basile. El texto, difundido el domingo, por un lado pone en tela de juicio la intimidación por parte del Casino de Santa Fe y por el otro plantea que la situación puede aprovecharse para establecer nuevas condiciones a los emprendimientos vinculados al azar.

Los concejales primero describen que "los empresarios vinculados a dicha actividad han generado acciones y estrategias de presión para que dicho aumento (el del Drei) no se produzca. Por ejemplo, plantearon la posibilidad de despedir a gran cantidad de trabajadores y la reducción de inversiones que habían puesto en marcha en nuestra ciudad", recordaron.

Afirman, más adelante en el texto, que "no queremos ni un despido en la ciudad. No queremos que ninguna familia se sienta amenazada con perder su fuente de ingresos" pero inmediatamente advierten "tampoco queremos un casino abierto las 24 horas del día, con cajeros automáticos en la puerta, con extracciones con débito para el juego. Es decir, no queremos que se desarrolle una actividad en un modo que no es conveniente para el desarrollo de la ciudad, ni -fundamentalmente- de sus vecinos".

Embed

"Consideramos estas situaciones de crisis como una oportunidad para cambiar aquellas cosas relacionadas a las actividades ejercidas por estos grupos empresarios que, a nuestro entender, no funcionan adecuadamente en nuestra ciudad", señalan los concejales, para subrayar después que la polémica se circunscribe "a una actividad de singulares características, que en la actualidad se desarrolla con total libertad en relación a los horarios de funcionamiento, en un sector estratégico de la ciudad -a pasos del centro comercial y administrativo- y en un contexto donde se presentan muchas condiciones para que se promueva el juego en forma indiscriminada".

El documento agrega que todo este tema debe discutirse "sin descuidar aquellos aspectos vinculados a la salud de la población y al impacto social de tales actividades, que se presentan como situaciones de ineludible consideración al momento de analizar la dinámica de los juegos de azar y su impacto en una comunidad determinada".
"Es así que venimos planteando hace tiempo la necesidad de generar acuerdos, que se enmarquen en políticas públicas con el Estado como articulador de los distintos intereses, para regular la actividad de modo razonable y, de tal forma, promover emprendimientos relacionados al esparcimiento y entretenimiento en el ámbito de la ciudad, pero en un marco de fomento del juego responsable, de prevención de la ludopatía y de debida atención -como ya fue subrayado- del impacto social de tales actividades", destacan los ediles del Frente Progresista.

En este sentido, recuerdan que "ya en el año 2013, el entonces presidente del Concejo Municipal y exconcejal, Leonardo Simoniello, presentó una iniciativa legislativa en la cual proponía la generación de una instancia de estudio, análisis y evaluación conjunta entre el Departamento Ejecutivo Municipal y el Gobierno Provincial vinculada a la actividad de Casinos y Bingos en la ciudad y a la normativa vigente respecto de dicha actividad".

En el final del texto, los ediles dejan abierta la invitación al Casino de Santa Fe "a que demuestre su interés en sentarse en una mesa de diálogo para comenzar a rediscutir los puntos mencionados, entendiendo que sería un buen comienzo limitar el horario de acceso del público y garantizar la continuidad de todos los trabajadores que desarrollan tareas en dicho establecimiento, para luego continuar con otras cuestiones también relevantes".

La discusión en la ciudad por el tema del juego se da en paralelo a que el tema a nivel nacional se impuso en la agenda pública, luego de que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunciara una serie de medidas contra el juego y la ludopatía que abarca el cierre de tres casinos, un decreto para licitar por primera vez máquinas tragamonedas habilitadas en el territorio y el endurecimiento de los operativos contra de las mafias de las apuestas clandestinas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});