..

San Lorenzo: gresca en un burdel entre un empresario y periodistas

San Lorenzo.— Golpes de puño, gas pimienta, amenazas, armas que nadie vio y fotos que se dicen tener pero que aún no se exhibieron fueron parte de una noche violenta en un conocido cabaret de esta ciudad, y que tuvo como protagonistas a dueños de medios locales y comerciantes, quienes mantienen un viejo encono por las publicaciones periodísticas que ya tuvo sus costados judiciales.

Viernes 05 de Marzo de 2010

San Lorenzo.— Golpes de puño, gas pimienta, amenazas, armas que nadie vio y fotos que se dicen tener pero que aún no se exhibieron fueron parte de una noche violenta en un conocido cabaret de esta ciudad, y que tuvo como protagonistas a dueños de medios locales y comerciantes, quienes mantienen un viejo encono por las publicaciones periodísticas que ya tuvo sus costados judiciales.

Como consecuencia de este penoso episodio, Roberto Malpiedi, titular de una radio, y César Rios, dueño del periódico Síntesis, tuvieron que ser hospitalizados debido a los efectos del gas y los golpes recibidos.

Tanto Ríos como Malpiedi fueron trasladados al Hospital Granaderos a Caballo, donde se comprobaron las lesiones físicas y las secuelas del gas en los rostros.

Estos hombres se encontraban en el interior de Popeye cuando ingresó al lugar Octavio Germano, alias "Clavito", en compañía de su hijo. Entonces se desató la hecatombe, una sucesión de hechos bochornosos que tuvieron como protaginostas a Malpiedi, Ríos, Germano, su hijo, el gas pimienta, las cámaras y las sorprendidas alternadoras que no entendían nada de lo que estaba pasando.

 



 

  Todo este suceso, además de reavivar el encono entre los protagonistas, también sirvió para desatar una ola de versiones sobre los hechos, la confusa situación, y el porqué de la presencia de estos personajes en un lugar tan particular. Los periodistas dicen que estaban allí arreglando una pauta publicitaria. El agresor, que había ido a distribuir bebidas.

  Mientras en algunos medios Germano afirmó haber intentado tomar una foto de los hombres acompañados por bellas mujeres, y que este fue el desencanante de las agresiones, sin precisar quién arrojó gas pimienta, los agedidos prefirieron el silencio como estrategia para un tema que pronto tendrá su costado judicial.

  En diálogo con La Capital, Daniel Quevedo, periodista de Síntesis, sostuvo: "Nosotros vamos a dejar que todo el mundo diga lo que quiera, tenemos pruebas contundentes y las vamos adjuntar a una denuncia judicial contra Germano que vamos a presentar en los próximos días". Y agregó: "Esto tiene que ver con las denuncias que en su momento hizo el periódico sobre este personaje que se ve favorecido en casi todas las licitaciones del municipio, y su pasado, esto es un ataque a nuestro trabajo periodístico".

  En varias publicaciones de Síntesis se ha hecho referencia a la actividad comercial de Germano, su pasado y su relación con el Estado, y seguramente en las próximas ediciones el tema será objeto de nuevas investigaciones y de una acabada versión de los hechos. Incluso, y a pesar de que la cámara del periódico fue destruida en el tumulto, desde el medio aseguraron tener un testimonio fotográfico de la agresión a Malpiedi. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS