..

Salvaje asalto con torturas aun matrimonio en El Trébol

Ingresaron a la casa de una pareja. La maniataron y al hombre le aplicaron descargas eléctricas para que diera información.

Miércoles 05 de Junio de 2013

Un médico de 67 años y su mujer fueron víctimas de un violento asalto en su casa de El Trébol, donde irrumpieron al menos dos delincuentes, quienes los maniataron y les robaron unos 3 mil pesos, joyas, un televisor de led, celulares y el automóvil que habían comprado hacía pocos días.

El asalto ocurrió en calle Bruselas, donde los ladrones ingresaron por una puerta trasera, al parecer cerrada sin llave y posteriormente redujeron al matrimonio. Los maniataron y torturaron y al hombre le aplicaron descargas eléctricas para que develara dónde escondía el dinero. El médico debió ser internado por una descompensación a raíz del shock que le produjo el suceso ocurrido entre las 3 y las 5 de ayer.

Amordazados. Según el relato de la mujer, los ladrones ingresaron sin hacer ruido ni forzar cerraduras y los sorprendieron dormidos. Con sus manos les taparon la boca mientras los alumbraban con sendas linternas y les anunciaban sus intenciones de alzarse con el dinero que había en la casa. Luego los amordazaron y maniataron para después exigirles la entrega de bienes y de dinero.

"Cambiaste el auto, plata tenés", le dijo uno de los malvivientes al médico Osvaldo Brussa y le pidió que le indicara dónde guardaba el dinero en efectivo. Esa frase denotó que tenían información previa con la que habían planificado el atraco.

"Es tremendo encontrarte con una luz que te alumbra la cara y que te tapen la boca", dijo la esposa de Brussa y agregó que "me ataron con una corbata y un alambre a la cama y a Osvaldo con un cable".

Ante la aseveración de la pareja de que no poseía más que los tres mil pesos, los malvivientes, que taparon sus rostros con bufandas, le aplicaron electricidad en reiteradas oportunidades al médico para que develara dónde escondía más dinero.

Más de una hora. "Estuvieron más de una hora. Uno de ellos en un momento miró el reloj y le dijo al otro que eran las 3.20. Después revolvieron todo. Fue muy feo lo que vivimos", indicó la mujer, y contó que a uno de los ladrones le notó tonada cordobesa, y aclaró que no podría identificarlos porque tenían los rostros tapados.

Antes de retirarse del lugar, los asaltantes levantaron los celulares de la pareja, subieron al auto, un Fiat Kinetic, que estaba en la calle, y huyeron sin que la policía, a pesar de un inmediato operativo cerrojo, lograra interceptarlos.

El jefe de zona IV, Marcelo Alesio, indicó que "se solicitó colaboración a las unidades regionales vecinas, incluso a las de la provincia de Córdoba y se sobrevoló la zona con una avioneta con resultado negativo". Los móviles cubrieron las salidas hacia los lugares más alejados del departamento San Martín.

La policía también buscaba ayer el registro que pudiera haber hecho alguna cámara de seguridad de alguna vivienda lindante, cuyas imágenes podrían ayudar en la investigación. Hasta donde se sabe, los vecinos del lugar no escucharon ruidos extraños ni advirtieron la partida del automóvil.

Al cierre de esta edición, y ya estabilizado, el médico había regresado a su casa.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario