Salud

Pacientes con Alzheimer viven mejor gracias a la tangoterapia

Un día de semana como cualquier otro se reúnen en un amplio e iluminado salón. Apenas llegan, se sientan y casi no hablan entre ellos. Hay miradas perdidas, silencio y caras desconcertadas. Pero todo se transforma cuando suena un tango. Se paran, quieren bailar y se conectan con su cuerpo.

Miércoles 09 de Enero de 2008

Un día de semana como cualquier otro se reúnen en un amplio e iluminado salón. Apenas llegan, se sientan y casi no hablan entre ellos. Hay miradas perdidas, silencio y caras desconcertadas. Pero todo se transforma cuando suena un tango. Se paran, quieren bailar y se conectan con su cuerpo. Las miradas se iluminan y parecen más vivaces. Mediante el baile se comunican mejor, se relajan y mejoran notablemente su estado de ánimo. Son un grupo de adultos mayores con Alzheimer y otros tipos de demencia que encontraron en esta disciplina un espacio de contención y alegría.
  Quienes participan de esta experiencia son pacientes que asisten al centro de día de la Clínica de Memoria. Hace pocos meses se incluyó como una actividad más la tangoterapia. Y ya se están viendo los resultados positivos en los pacientes, asegura el neurólogo Gerardo Tiezzi, quien es el director médico del centro. “Se reducen los síntomas de inquietud e irritabilidad”, asegura, entre otras ventajas.
  La milonguera Marisa Maragliano, secretaria de la organización civil y cultural Sentimiento Tango, es quien coordina la actividad. “En la clase buscamos que caminen, hagan pasos, rondas y quienes puedan, bailen. El que no puede hacerlo se lo invita a caminar o desplazarse, moverse e integrarse. Acompaño a los pacientes a hacer los ejercicios. Tenemos como objetivo que consigan más estabilidad, dejen de estar sentados y se desplacen, se conecten con los otros y se sientan motivados”, dijo Maragliano y agregó: “El tango les levanta la autoestima porque se sienten protagonistas”.

Mejora la integración. Basta ver una clase de tangoterapia para percibir los logros obtenidos por los pacientes. Alberto tiene una forma distinta de demencia a la de Alzheimer y con sus 78 años es el primero en salir a bailar. Sentado en una silla estira los brazos hacia la profesora dándole a entender que quiere bailar. Gracias a los pasos del 2 x 4 se lo ve más cercano a sus compañeros, al entorno. Antes se quedaba dormido en la silla y ahora está más activo. Y expresa su cariño tirando besos con su mano.
  Otros a través de la clase recuerdan cuando iban a las milongas de jóvenes. Y a pesar de su enfermedad no olvidaron cómo se bailaba el tango. Como le pasa a Orlando Juan Garay, quien tiene 73 años y dos hijos. “De jovencito bailaba. Era milonguero en clubes de barrio. Cuando me muevo al compás del 2 x 4 me siento feliz y más tranquilo. Si no bailo sufro porque me gusta mucho”, cuenta entusiasmado.
  No es el único a quien el tango le trae buenos recuerdos. Ida Hinskin, de 81 años, también bailaba en clubes de barrio. “Es divertido, uno se pone más ágil. La primera clase ya salí a bailar, me acordaba como eran los pasos”, cuenta la mujer de brillantes ojos celestes y remera a tono.
  Todos visten ropa informal para poder desarrollar la clase cómodos. Tienen Alzheimer y otras demencias avanzadas. Algunos salen a bailar en las primeras clases y a otros les lleva más tiempo animarse. Como por ejemplo a María Rosa Leys, quien dice que le gusta el tango: “Es estupendo”, enfatiza. Pero como hace años que no va a bailes, cree que va a tener que poner muchas ganas para animarse.

Reducen la tensión. Para Tiezzi la tangoterapia genera efectos positivos en estos pacientes. “Está comprobado que reducen la tensión y el estrés, y mejoran el estado de ánimo. Eso se traduce también en una mejoría de la función cognitiva. Además cambian la conducta: reducen los síntomas de inquietud, irritabilidad y agresividad, lo que se refleja en la familia ya que el paciente está más dócil y más integrado al grupo”, explicó y aclaró que este tipo de ejercicios sirven como complemento del tratamiento medicamentoso. “Las personas que tienen Alzheimer requieren de fármacos, estimulación cognitiva y el trabajo con la familia”, agregó el profesional.
  La Clínica de Memoria que funciona como un centro de día para pacientes con Alzheimer está en Balcarce 1471 y además de tangoterapia —la incorporaron en septiembre— apelan a otros recursos como el teatro, terapia ocupacional, ejercicios de estimulación cognitiva de memoria, gimnasia y canto.
  Hay pacientes que están la jornada completa en el centro de día, de 9 a 17.30, y otros media jornada, ya sea a la mañana (de 9 a 12.30) o a la tarde (de 13.30 a 18). “El centro de día permite reducir el estrés de los familiares ante la difícil tarea de cuidar a un ser querido con esta enfermedad. Además no cambian de hábitat, evitando ser hospitalizados en forma crónica en un geriátrico. La internación puede retroceder el estado congnitivo del paciente”, agregó el especialista, quien aseguró que los pacientes están entusiasmados con la nueva propuesta de tangoterapia. Y se nota.

Se viene el 1º congreso internacional

Rosario será sede del Primer Congreso Internacional de Tangoterapia, que se realizará el 17, 18 y 19 de julio en el hotel Ariston. Está dirigido a profesionales de la medicina y la psicología, terapeutas ocupacionales, bailarines y profesores de tango.

  Disertarán profesionales del país y el exterior. Entre las invitadas especiales se encuentra Patricia Mckinley, de la Universidad Mcgill de Canadá, y Earhart Gammon, de la Universidad de Medicina de Washington.

  "En Canadá lo usan hace más de diez años para ayudar a movilizarse a personas con Parkinson y en la Universidad de Washington, Gammon lo está utilizando para enfermos de Alzheimer", dijo la milonguera Marisa Maragliano.

  En Buenos Aires, cardiólogos de la Fundación Favaloro realizaron un estudio que fue publicado bajo el título "Con el corazón en el tango". "Analizaron a personas bailando tango y otras caminando, y llegaron a la conclusión de que quienes bailaron tango estaban mejor anímicamente", agregó.

Más datos acerca del congreso organizado por la asociación Sentimiento Tango y la empresa de turismo Titania en www.congresotangoterapia.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario