Salud

La salud gay en crisis: mañana habrá un encuentro de ONG's y especialistas en el Cemar

En Rosario, el número de diagnósticos de VIH en varones homosexuales jóvenes aumentaron al doble desde 2010. En la jornada del jueves el municipio estará presente desde el Promusida y otras áreas.

Miércoles 22 de Octubre de 2014

En Rosario, el número de diagnósticos de VIH trepó al doble en los últimos cuatro años entre varones homosexuales jóvenes. El dato, alarmante, generó preocupación y la necesidad de emprender acciones puntuales que pongan un freno a esta situación. Por eso mañana organizaciones civiles y representantes de la salud pública se reunirán para debatir acerca de lo que han llamado “la crisis de salud de los jóvenes gays en Rosario”.

Ayudar a este grupo en particular en el cuidado de su salud es el motor del encuentro que tendrá lugar en el auditorio del Cemar (Moreno y San Luis) desde las 11 y hasta las 13 y al que fueron convocadas todas las ONG’s de la ciudad que trabajan tanto en el tema de VIH como en las distintas problemáticas de la diversidad sexual. El municipio  también estará presente a través del Promusida y otras áreas.

El objetivo es evaluar en detalle esta realidad y empezar a pensar en una campaña preventiva para el 2015 con un mensaje elaborado por todos y de manera consensuada.

La Capital se reunió con representantes de la Asociación Civil Vox Ωorganización que viene alertando sobre el aumento de casos de VIH entre la población homosexualΩ y el titular del Programa Municipal de Sida (Promusida), Damián Lavarello, quienes confirmaron el incremento de nuevas infecciones en jóvenes gays de entre 18 y 25 años. “Tenemos el doble de casos desde 2010”, puntualizó Lavarello.

Alcira González, abogada, miembro de Vox, dijo que “no planteamos esta crisis en el sentido de catástrofe pero sí queremos alertar sobre lo que constituye un problema real”. Vox tiene servicio de consejería y realización de pruebas de VIH desde 2001. En los últimos años vieron con preocupación cómo crecía el número de test positivos entre varones jóvenes gays.

“Creemos que estos chicos, que tienen 18, 19 y hasta 27 años pertenecen a una generación que creció con una idea de lo que es el VIH Sida muy diferente a la que tenemos los de más de 40. Ellos crecieron en un contexto donde ya existían tratamientos que permiten tener una buena calidad de vida y entonces lo ven como algo lejano, o creen que a ellos no les puede pasar, y dejaron de cuidarse como deben”, puntualizó.

El problema no sólo afecta a un grupo particular ya que la entidad viene realizando una encuesta sobre el uso del preservativo (el método por excelencia para evitar la transmisión del virus durante las relaciones sexuales) entre todos los jóvenes de la ciudad y el resultado es que la utilización de esta herramienta preventiva es baja, más allá del conocimiento y buena información que tengan.

En mayo de este año, La Capital se hizo eco de lo que empezaba a ser una enorme preocupación entre las organizaciones civiles y algunos especialistas rosarinos y de Buenos Aires. En la nota “Muchos creen que el Sida ya pasó y dejaron de cuidarse” publicada en este suplemento se advertía sobre el crecimiento de los casos, especialmente entre los adolescentes y jóvenes.
“¿Se está instalando el mito de que el sida es un problema de salud menor? ¿Faltan campañas de difusión masiva que recuerden a la gente la importancia de cuidarse y cuidar al otro en el marco de una relación sexual?”, fueron preguntas que se plantearon en esa nota a expertos en el tema.

En la Argentina, cada año, 5.500 personas se infectan con el virus del Sida. Las cifras se mantienen constantes desde hace tiempo y unas 1.500 personas fallecen como consecuencia de esta afección. Sin embargo, la buena calidad de vida de quienes realizan los tratamientos disponibles, el acceso a los mismos y la escasez de acciones preventivas planteadas de modo constante y efectivo generaron la sensación de que no es un problema tan serio. “Hemos avanzado mucho y hoy vivir con sida no es lo mismo que hace 20 o 30 años, pero como decimos siempre, tiene que quedar claro que es mejor no tenerlo que tenerlo”, dijo Lavarello.

Por eso, agregó el médico, “estamos iniciando este proceso, en el que queremos que participen la mayor cantidad de actores posibles, destinado a evaluar la situación, a debatir propuestas que desemboquen en acciones. Comenzamos con el grupo de los jóvenes gays porque es lo más urgente”.

Tanto desde el Estado municipal como desde Vox saben que es un tema sensible que puede generar desacuerdos incluso dentro de las organizaciones que trabajan por la igualdad y los derechos de la diversidad sexual. ¿El riesgo principal? Que una campaña de prevención del sida puntualmente dirigida a la comunidad gay vuelva a instalar la idea de que el virus y la homosexualidad son inseparables, provocando una mayor estigmatización en este grupo.

“Si, comprendemos que esto puede suceder, pero no podemos no hacer nada. ¿Nos quedamos de brazos cruzados por no correr ese riesgo? ¿Nos paralizamos? La respuesta es no, de manera contundente”, expresó Alcira González.

Los jóvenes Camila Arce, trabajadora social; Didac Terre, estudiante de medicina y Lucas Ferreyra, que trabaja en el área de estadísticas, todos ellos miembros de Vox, quienes compartieron la charla con este diario, coincidieron en que es “sumamente importante” que la participación en la construcción del mensaje sea amplia y se vea reflejado el consenso en una potencial campaña para el año próximo.

No sólo se irá delineando cómo llegar a los jóvenes gays con una acción de prevención efectiva sino también el formato de la campaña: si será en vía pública, a través de las redes sociales, con charlas en ámbitos específicos o con una combinación de “movimientos”.

Aunque Rosario está dando el puntapié a nivel nacional en el planteo abierto de esta problemática, Lavarello comentó que se trata de una situación que también se repite a o largo del país e incluso en otros países del mundo.

“Queremos que quede claro que lo planteamos desde el alerta, el llamado de atención, la percepción de que es necesario hacer algo pronto, desde la toma de conciencia”, remarcó el médico a cargo del Promusida, quien comentó que el área de Diversidad Sexual, el Centro de la Juventud y distintos representantes de la salud pública municipal estarán presentes en el encuentro de mañana mostrando su compromiso en la solución de este problema junto a las ONG´s.

En la reunión de mañana, que marcará el comienzo de un proceso, seguramente quedarán expuestos ciertos cuestionamientos al manejo de las campañas preventivas que se vienen llevando a cabo en los últimos años en la Argentina y a nivel provincial. Hace varios meses, Guillermo Lovagnini, presidente de Vox, lo planteó sin vueltas: “ La atención a nivel gubernamental está más puesta en los tratamientos que en la prevención y ya no hay campañas ni mucho menos estrategias de comunicación. Estamos viendo que los chicos de las nuevas generaciones ya no tienen en cuenta el uso del preservativo y se exponen sin ningún tipo de conciencia. Hace tiempo que a nivel nacional no hay estrategias claras sobre el tema VIH sida y tampoco las vemos a nivel provincial”. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario