Salud

Dos análisis simples anticipan el estado de salud de los riñones

La insuficiencia renal es un grave problema de salud pública mundial y en países pobres como los latinoamericanos ya alcanzó el grado de epidemia. Como se trata de un padecimiento silencioso y lento, en general es percibido por las personas cuando la enfermedad está instalada y el deterioro de los riñones ya es grave.

Miércoles 09 de Julio de 2008

La insuficiencia renal es un grave problema de salud pública mundial y en países pobres como los latinoamericanos ya alcanzó el grado de epidemia. Como se trata de un padecimiento silencioso y lento, en general es percibido por las personas cuando la enfermedad está instalada y el deterioro de los riñones ya es grave. Dos análisis, uno de sangre y otro de orina, simples y de fácil acceso, pueden alertar en forma temprana sobre el estado de estos órganos. El problema es que en general los médicos no los solicitan de rutina y los pacientes desconocen su validez.

La creatinina, que se mide con un análisis de sangre, es un estudio que dice mucho sobre la salud renal, explicó a LaCapital Santos Depine, médico asesor de la Confederación de Asociaciones de Diálisis, quien además trabaja vinculado a la Organización Panamericana de la Salud en el desarrollo de programas de prevención en 12 países. El especialista estuvo en Rosario, invitado por el Cudaio, capacitando a médicos y otros profesionales del área de atención primaria.

La creatinina es un marcador que mide la función del riñón y su valor se obtiene mediante un análisis de sangre. "Se trata de un marcador que resulta insuficiente cuando uno lo toma aislado. Lo que se hace ahora es corregir ese valor con fórmulas accesibles y disponibles para todos los médicos. Con ese dato corregido de la creatinina obtenemos el verdadero filtrado de sangre que están realizando los riñones y podemos evaluar si están bien o no, de manera muy anticipada", explicó Depine.

A nivel internacional se estableció una clasificación de enfermedad renal de acuerdo a la cantidad de mililitros (ml) de sangre que están filtrando los riñones. Cuando filtran menos del 50 por ciento se habla de insuficiencia renal crónica, destaca el médico: "Con el dato de la creatinina podemos advertir si hay un mal funcionamiento renal antes de que la persona tenga síntomas, y evitar que llegue a la insuficiencia renal".

Corazón y riñón. El otro análisis que puede alertar sobre salud renal (pero además sobre el estado del corazón) es la microalbuminuria en orina. "Además de saber cómo andan los riñones, podemos conocer mucho sobre el corazón y las arterias", enfatiza Depine. Cuando existe una lesión mínima del endotelio vascular —la capa interna que recubre los vasos sanguíneos— el riñón pierde proteínas. "Aun con una pérdida de proteínas mínima, que se detecta a través de la microalbuminuria, podemos saber si hay lesión del endotelio vascular", explica el médico.

Incluso, dice Depine, cuando se trata de un paciente diabético el médico "siempre" debe tener investigada la microalbuminuria. Lo mismo con el obeso, el hipertenso o las personas con dislipidemia. "Es sencillo, sólo hay que buscarlo. En un análisis de orina común cuando aparece una cruz de proteína en la orina ya sabemos que esa persona tiene entre 150 y 300 mg de pérdida en 24 horas, o sea, que tiene lesionado el endotelio vascular", detalla el especialista. Depine se lamenta de que en general los médicos no le dan verdadera importancia.

Prevención e información. "Si logramos concientizar frenaremos la carga de enfermedad que tenemos en este momento", agrega Depine.

El médico destaca que es necesario pedir estos análisis a partir de los 18 años. Desde Aerytro, Asociación de Enfermos Renales y Trasplantados de Rosario, sugieren hacer los estudios preventivos en la infancia y adolescencia cuando hay antecedentes o factores de riesgo.

Incluso, advirtieron que de acuerdo a estadísticas que manejan en un futuro cercano "uno de cada tres rosarinos va a tener algún grado de insuficiencia renal".

Por su parte, Depine dijo que está convencido de que es necesario que los gobiernos comprendan que la prevención de la enfermedad renal es importante. Es más, "ya no hablamos sólo de salud renal sino que planteamos estrategias de salud cardiovascular, cerebral, renal y endocrinometabólica" ya que se trata de enfermedades con las mismas características y que generalmente son padecidas por los mismos grupos de personas.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario