..

Rufino: fuerte conflicto con una escuela por el destino de la basura generó un conflicto con una escuela

La Municipalidad quiere volcar los residuos en un predio legado a la institución educativa

Sábado 05 de Abril de 2008

Rufino.— Una fuerte polémica se desató entre el municipio y la comunidad educativa de una escuela técnica tras el pedido de la comuna de un predio de cuatro hectáreas adonde pretenden trasladar el actual basural. El terreno forma parte de un campo de 200 hectáreas donado por la esposa del fundador de Rufino, Celia Coll, en 1927. Actualmente, y por pedido de la donante, unas 196 hectáreas son explotadas por el colegio y el resto es pretendido por el Estado para el tratamiento de residuos sólidos urbanos.

  Para entender la polémica hay que trasladarse al año 1927. Ese año Celia Coll le donó a la comuna un campo de 200 hectáreas bajo la condición de que el usufructo fuera destinado a un futuro colegio para señoritas en donde debía prevalecer la enseñanza técnica. Lo cierto es que el lote tiene una pequeña subdivisión de cuatro hectáreas, mientras que el resto es destinado a labores rurales.

  Ese predio menor fue hasta no hace mucho un lugar donde se corrían cuadreras de caballos, aunque ahora está abandonado. La comuna quiere ese predio, lindante al campo, para trasladar el actual basural, que se encuentra colapsado.

 

Mal precedente. La escuela es la Técnica Nº 286 y su director, Daniel Correa, fundamentó su negativa a ceder el predio en que "el legado de Celia Coll se alteraría notoriamente, ya que la decisión de la mujer era que lo producido se destinara a la escuela técnica. Si convalidamos esta alteración estaríamos sentando un precedente para que allí se pueda hacer cualquier cosa", reflexionó.

  El directivo dijo que las sucesivas administraciones municipales que han hecho "un desastre" con el arrendamiento. "El antecedente inmediato fue un contrato de alquiler firmado en 2001 y por cinco años a 420 pesos mensuales", recordó.

  No obstante, desde 2006 la administración saliente de Héctor Salvo logró arrendar esas tierras a 12 quintales de soja por hectárea, lo que significa un ingreso anual de más de 200 mil pesos para la escuela.

  Para Correa "la comunidad educativa no quiere que se repitan los manejos dudosos del legado sobre los usufructuantes (la escuela). Sabemos que la albacea es la Municipalidad, pero nosotros queremos defender a la comunidad educativa", dijo, y remató: "Hay una historia negra en torno a la administración del legado, ya que casi ninguno de los arrendatarios cumplió con los pagos".

  El actual arrendatario es establecimiento El Rodeo que, aclaró Correa, cumple con el contrato firmado en 2006.l

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario