..

Robaron en comercios de Roldán y denuncian falta de patrullajes en la zona

Una panadera y un verdulero contaron que tras descubrir el robo nadie de la seccional policial se acercó a ver qué pasó. Y que la Guardia Urbana tenía el móvil con la rueda pinchada.

Martes 19 de Agosto de 2014

Un verdadera odisea fue la que tuvieron que sufrir un grupo de comerciantes de Roldán. No sólo porque esta mañana descubrieron que habían entrado a robar en sus locales, sino porque cuando llamaron a la comisaría no quisieron tomarles la denuncia.

María Inés Moresto es vecina de Funes y tiene una panadería en un complejo de cuatro locales de esta localidad. Cerca de las 5.30 de hoy recibió un llamado de un remisero anoticiándola que habían robado en tres de los cuatro negocios, entre ellos el suyo.

"A mi me falta plata, una computadora, rompieron todo, me faltan tarjetas. Y en un local de al lado forzaron las rejas y después usaron las sillas de madera para romper los vidrios y robar 10 mil pesos y un equipo de música", relató María Inés a "El primero de la mañana" de La Ocho. El tercer local al que entraron los delincuentes es una verdulería, de donde se llevaron una balanza, el dinero de la caja y hasta se sentaron a comer.

"Vino la policía a mi negocio, me toman los datos y cuando se quieren ir le pregunto por qué no toman huellas y me dicen que ellos no pueden hacer nada más y que estaba patrullando la GUR (Guardia Urbana de Roldán) y les corresponde a ellos", contó la joven. La panadera les dijo entonces si no podían hablar con el comisario para tomar huellas digitales y les respondieron que el comisario no estaba. "Llamo a la comisaría, pido hablar con la sumariante y me dicen que el tema de las huellas digitales lo tienen que hacer por nota a San Lorenzo", agregó.

A partir de ahí, María Inés dijo que se encontró con una negativa ante cada pregunta que hacía, hasta que le cortan el teléfono.

Pero la saga no culminó allí sino que continuó con la Guardia Urbana de Roldán. "Llamo entonces a la GUR y me dicen que no estaban patrullando porque tenían la goma pinchada en los loteos", indicó María Inés, quien aseguró que ya en otra ocasión tuvo un problema en el cruce y le llevó "20 minutos despertar al hombre de la GUR para que me de una mano".

"Cuando llamo a la GUR -agregó- me dice que esa zona le toca a los milicos".

Cansado. Marcelo Carreño tiene una verdulería en el complejo de locales de Roldán y también a las 5.30 de la mañana recibió un llamado contándole lo sucedido. En su caso, además del robo de balanzas y dinero, los delincuentes le comieron algunas frutas.

"Estamos cansados", dijo el verdulero ante este hecho. Y al igual que su vecina María Inés, dijo que cuando llaman a la seccional policial de la zona "está la sumariante y dice que no hay nadie en la comisaría".

"Me rompo el lomo laburando y me va a llevar 4 o 5 meses reponer el dinero que me robaron de mi negocio. Por eso pido que por lo menos pase a ver lo que pasó", sintetizó Carreño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS