Revista sociedad


Revista Sociedad

La naturaleza manda: la bajante del río Paraná

La bajante del río en Rosario ya encendió todas las alarmas, y el impacto afecta tanto la ribera urbanizada de la ciudad, el acceso al agua potable en cantidad y calidad, y el colapso ambiental de los humedales y su biodiversidad.

Sábado 21 de Agosto de 2021

La bajante del río en Rosario ya encendió todas las alarmas, y el impacto afecta tanto la ribera urbanizada de la ciudad, el acceso al agua potable en cantidad y calidad, y el colapso ambiental de los humedales y su biodiversidad.

El integrante de la organización ecologista El Paraná No se Toca, Pablo Cantador, manifestó en declaraciones que la inusual bajante del río "persistirá por los meses venideros" y que la falta de agua "ya provocó profundos cambios en el humedal".

"Los cambios son impresionantes, existen sectores donde ya no se aprecia vegetación acuática ni palustre. No hay bañados, lagunas ni camalotes, el humedal se parece más a un campo seco", añadió.

Cantador agregó que hay lugares del río que hoy se pueden recorrer a pie "cuando antes eran sitios navegables con una profundidad de más de 2 metros. El riacho Paranacito, que va a la reserva del Legado Deliot, está seco y por ahí, antes de la bajante pasaban barcazas con ganado"

Por otra parte y tras colapsar un muelle en el Parque España, la municipalidad reunió un comité de gestión de riesgo integrado por especialistas en cálculo estructural y representantes de los colegios de Ingenieros y Arquitectos de Rosario, constituido para evaluar el estado de la costa central y definir alternativas de reparación para el sector que sufrió derrumbes a causa de la extrema bajante del río Paraná.

Al finalizar la reunión, el intendente Javkin explicó en conferencia de prensa los aspectos en los que se va a trabajar para abordar la situación y luego afirmó:

“Sin dudas, la principal causa es la bajante que cambia todo el comportamiento del río, y la presión del agua, el movimiento de los barcos en relación a la bajante, el dragado, el paso del tiempo en muelles que son muy antiguos, es una combinación de factores que se están dando a la vez, y que generan esos desmoronamientos, sobre todo en las zonas que no están hechas sobre pilotaje de hormigón”.

“Estamos viendo un problema más global, el cambio climático, la falta de lluvias en Brasil y acá, el cambio en los comportamientos de los humedales, la explotación de la navegación. La falta de previsión es no poder ver las consecuencias de lo que hacemos a la hora de respetar el medio ambiente. Hoy lo grave es la alteración del comportamiento del río, que no se daba así desde el año 44, y que algunos dicen que puede llegar a ser peor", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario