..

Recuperaron 84 cerdos robados en Correa y hay un detenido

De ellos, 79 estaban vivos y los demás, freezados. Estaban en un campo de Carcarañá. Son la gran mayoría de los 98 lechones que se habían llevado hacía pocos días.

Sábado 03 de Diciembre de 2011

Carcarañá.- La investigación iniciada por el robo de 98 cerdos, un tractor, dos acoplados y herramientas de un campo ubicado en Correa dio sus frutos. A menos de 96 horas de ocurrido el hecho, la agrupación rural Los Pumas, de Cañada de Gómez, halló en Carcarañá gran parte de los porcinos (84 en total), y luego detuvo a un joven de 21 años sindicado como uno de los autores del robo.

El operativo de recuperación de los animales se hizo en un campo en Carcarañá donde hallaron 79, en tanto que los cinco restantes fueron encontrados en el interior de un freezer en la casa del detenido, en la intersección de las rutas 9 y 26 S. La policía dijo que los cerdos tienen un promedio de 14 kilos cada uno.

También se encontraron herramientas como llaves tubo, cartuchos calibre 16, proyectiles calibre 22, un taladro, baterías, pinzas, alicates, tenazas, corta hierros, una pistola de aire comprimido y una escopeta Bersa, calibre 16. Algunos de elementos fueron reconocidos por la víctima como propios.

Previamente habían recuperado el tractor (marca Fiat 600) y dos acoplados tolva de 8 mil y 4 mil kilos respectivamente. Estas unidades habían sido abandonadas en un camino rural que une Carcarañá con San Jerónimo. También allí había 14 cerdos muertos aplastados por hacinamiento, que completaban los 98 animales sustraídos en Correa.

En cuanto a la detención del joven (identificado con las siglas E. P.), Natalio Marcioni, jefe de la agrupación Los Pumas, recordó que los policías fueron a su domicilio y observaron que un Peugeot 206 tomaba raudamente el camino rural a Casilda, lo que pareció ser un intento de fuga.

Los policías observaron al conductor arrojar elementos por la ventanilla y lograron detener su marcha. Marcioni dijo que E.P. no opuso resistencia a la detención.

"Es hijo de un conocido agricultor de la zona de Carcarañá, de buena posición económica. Ahora estamos trabajando en la detención de quienes operaron con él en el campo de Correa", dijeron fuentes del Juzgado en lo Penal del Distrito Judicial Nº 6 de Cañada de Gómez.

Pruebas contundentes. Las pruebas del caso, recolectadas por los efectivos policiales, fueron llevadas ayer mismo al juez de instrucción del Distrito Judicial N 6, Rodolfo Zvala, quien ordenó mantener detenido al imputado y alojarlo en la alcaidía de la Unidad Regional X, con asiento en Cañada de Gómez.

La causa fue caratulada como robo calificado, abigeato y privación ilegítima de la libertad.

El caso. El hecho ocurrió durante la noche del pasado domingo cuando entre cuatro y cinco personas armadas y encapuchadas perpetraron un robo en un campo ubicado a diez kilómetros del casco urbano de Correa.

Luego de maniatar al encargado del campo y a su esposa, Marcelo Alarcón y Sara Aguirre, los delincuentes operaron con tranquilidad abriendo galpones y encerrando a los lechones en los acoplados que luego E.P junto a otras personas trasladó hasta el campo de un familiar.

"Estaban muy armados y encapuchados. Amenazaron al empleado que cuida el campo y a su esposa. Muy profesionales y sin mediar golpe alguno los encerraron en un dormitorio y actuaron con total tranquilidad", dijo Daniel Bellabarba, dueño del establecimiento, a LaCapital.

El robo -que a decir del dueño significaba una pérdida de 100 mil pesos- tuvo algunos matices llamativos: la temprana hora en que ocurrió, el hecho de que hasta el momento no haya aparecido ningún testigo y la rápida desaparición de las unidades y la carga a pesar de la rápida búsqueda policial.

En efecto, Bellabarba dijo que los efectivos de Los Pumas no demoraron en llegar, así como los policías de la Unidad Regional X, que armaron operativos cerrojo que no arrojaron resultados positivos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario