..

Reclamos en la ruta 18 ante la ola de robos en Coronel Domínguez

Los vecinos de la localidad, alarmados por la serie de delitos, quemaron cubiertas y pidieron respuestas por la inseguridad.

Jueves 23 de Julio de 2015

Los vecinos de Coronel Domínguez se movilizaron frente a la ola de robos que sufren en últimos tiempos en la localidad en la que viven mil habitantes. Desde el domingo al martes padecieron dos hechos delictivos graves.
  Ayer, unos cien habitantes de la localidad, cortaron la ruta 18 para hacerse escuchar. Entre sus reclamos dijeron que hay un sólo policía por guardia en la localidad y que la comisaría suele estar cerrada.
  Vecinos y trabajadores se instalaron en la ruta 18, a la altura del kilómetro 14 y quemaron gomas. Se vieron madres con sus hijos y también camioneros. En sus reclamos manifestaron que se sienten desprotegidos y pidieron más presencia policial.
  Alicia, junto a su hijo de 11 años, comentó que “muchas veces la policía no atiende las llamadas cuando uno hace una denuncia o, en el mejor de los casos, recién atienden después de horas”.
  Otros vecinos se quejaron a viva voz en la ruta. “En muchas casas del pueblo sus habitantes pueden contar que hubo robos, algunos grandes otros pequeños, pero hubo. A muchos nos tocó que nos entren a desvalijarnos nuestras casas”, dijo Rodolfo a  La Capital.
  Muchos manifestantes aclararon que se llegaron a la ruta para que se los escuche y a fin de que el Ministerio de Seguridad tome cartas en el tema y se haga presente en la localidad.
  Desde la subcomisaría 14 de Coronel Domínguez se informó a este diario que esa dependecia tiene un policía por guardia y que son muy pocos los agentes, en total ocho. “En tres días hubo dos robos, el domingo y el martes, lo cual es mucho para una localidad de mil habitantes. Se sospecha que los delincuentes no son del lugar”, trascendió desde esa repartición.
  Franco, otro de los manifestantes, contó a los medios que el domingo estaba almorzando con su familia, y que cerca de las 15 se ausentaron de su vivienda por menos de media hora. Minutos suficientes para que les robaran. “La casa estuvo sola unos 20 minutos, cuando vuelvo estaba la ventana rota, habían entrado y la casa estaba completamente dada vuelta. Se llevaron cosas de oro, un poco de dinero. No es la primera vez, hace un par de años entraron a mano armada”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario