..

Quiso quebrar un paro y amenazó al personal con un arma

Un funcionario de Rufino amenazó a los trabajadores que estaban de huelga e intentaban impedir que eventuales contratados por el municipio salieran a hacer la recolección.

Viernes 09 de Enero de 2015

Un increíble hecho se registró ayer pasadas las 13.30 en el corralón municipal de Rufino, cuando el director de Obras y Servicios de la Municipalidad, Carlos Raúl Galleano, mostró un arma a los trabajadores, de paro hace tres días por falta de pago de haberes, que impedían que salieran tres camiones recolectores privados. Los amenazó, les mostró un arma de fuego y salió raudamente a bordo de su pick up y casi atropella a la delegada sindical María José Barrios.

Tras el incidente, Galleano se retiró del lugar y no hubo rastros de él hasta la tarde de ayer, cuando fue detenido por la policía y en su propio vehículo se encontró el revólver que usó para intimar a los trabajadores.

De Galleano se sabe que es una persona de abultada billetera y muy cercano al intendente Dehesa, aunque con poca militancia política, reseñó la sindicalista agredida.

Barrios, titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rufino (Sitram), radicó la denuncia en la comisaría 3ª de Rufino y hoy presentarán una denuncia penal. Cinco delegaciones municipales se harán presentes frente a la municipalidad de Rufino exigiendo la renuncia del funcionario y reclamando que se pague los haberes adeudados a los trabajadores. La sindicalista aseguró haber sido personalmente víctima del irascible ya que padeció la embestida de Galleano a bordo de su camioneta, aunque no logró atropellarla.

Largo paro. Todo se originó por un paro que viene llevando a cabo el gremio municipal desde hace 72 horas contra la gestión del actual intendente (el justicialista) Gustavo Dehesa. El hecho se produjo pasadas las 13.30 de ayer cuando los trabajadores dialogaban con propietarios de camiones particulares que habrían sido contratados por el municipio para realizar la recolección de residuos ya que hace tres días no se presta el servicio. Eran tres los camiones destinados a suplir el paro de los municipales y por cada uno de ellos "se les abonó 2 mil pesos para que hicieran las tareas de recolección. Nosotros queríamos impedir que salieran y les explicábamos el motivo de nuestra lucha cuando apareció este personaje con un arma y de modo intimidatorio se la mostró a los trabajadores apostados en el corralón", detalló Barrios.

Resquemor. Galleano mantiene desde hace un tiempo un feroz enfrentamiento con la líder los municipales, que se tradujo en varios paros desde que Gustavo Dehesa se hizo cargo del municipio en el año 2011.

Es que, para Barrios, "antes el gremio tenía una postura tranquila frente a la Municipalidad, pero desde que estamos nosotros las cosas cambiaron por la falta de respuesta del municipio para con los trabajadores municipales de Rufino".

Esta situación se tradujo en un constante conflicto entre los trabajadores y el Ejecutivo que derivó en varias huelgas. "Hicimos muchos paros para defender nuestros derechos y haremos más si no obtenemos respuestas", dijo la vehemente líder sindical.

Hasta el cierre de ésta edición, dijo Barrios, nadie del municipio se comunicó con ella ni tampoco del Concejo salieron voces de repudio ante el hecho. Sólo se comunicó, paradójicamente, el vehemente y polémico concejal macrista, Natalio Abel Lattanzi. "Fue el único que me llamó para solidarizarse", remarcó la gremialista al atardecer de ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS