..

Quinteros de Santa Fe pasan del tomate a la soja

Los quinteros de los alrededores de la ciudad de Santa Fe decidieron dejar de sembrar tomates por los altos costos y en demanda de créditos  blandos, y muchos no descartaron pasarse al cultivo de soja.

Jueves 17 de Enero de 2008

Santa Fe-  Los quinteros asentados en los  alrededores de la ciudad de Santa Fe decidieron dejar de sembrar tomates  como consecuencia de los altos costos y en demanda de créditos  blandos y muchos de ellos no descartaron buscar una  alternativa en  la soja.

El titular de la Sociedad de Quinteros del Gran Santa Fe,  Guillermo Beckmann, en declaraciones formuladas hoy a LT10 Radio  Universidad Nacional del Litoral, aseguró que “no tenemos tecnología,  nos están matando con calidad”.

“Actualmente en la ciudad de La Plata hay cerca de 3000  hectáreas de invernadero y nosotros no tenemos nada, debido a eso la  diferencia de calidad de nuestras verduras es muy notable en relación  a la de ellos”, explicó.

El dirigente advirtió que “nosotros no pudimos vender un  tomate en ninguna parte del país, toda la producción murió aquí en  Santa Fe. El cajón de tomates se comercializó entre 3 y 16 pesos y  cuesta producirlo entre 12 a 16 pesos”, por eso, afirmó “el productor  hoy no tiene ganas de sembrar porque no tiene dinero”.

En relación con los aumentos en los productos, el titular de  la organización de Quinteros adelantó que “en los próximos días  habrá incrementos de precios en la lechuga y todo tipo de verduras  por el intenso calor”.

“Nosotros, junto al INTA, armamos carpetas para pedir  (cobertores) medias sombras y créditos blandos y lamentablemente no  tuvimos eco ni a nivel provincial ni nacional”, se quejó.

Por último, Beckmann dijo que “los quinteros que no siembran  su campo con hortalizas se están pasando a la soja, esto es un  hecho real y lamentable porque destruye las tierras, no da mano de  obra y no tendremos la mercadería necesaria para consumir”, advirtió.

Por otra parte, en el Mercado de Frutas, Verduras y Hortalizas  de Santa Fe, los puesteros han expresado sus quejas por el alto  costo del limón, que se consigue entre 100 y 140 pesos el cajón,  por lo que deben poner a 1,50 pesos cada unidad, de forma tal que  muchos de ellos han decido no venderlo. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario