La Región

Prisión preventiva para padre acusado de abusar de su hija

El hombre, de 39 años, que cumplía arresto domiciliario en Casilda, fue detenido e imputado de someter a la joven de 12 años y de amenazar a la ex pareja.

Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Un hombre sospechado de haber abusado de una hija de 12 años mientras se encontraba cumpliendo arresto domiciliaria en Casilda por un hecho similar ocurrido en Cañada de Gómez fue imputado ayer por ese y otros delitos en el marco de una audiencia donde además se dictó su prisión preventiva sin plazo.

Así lo dispuso la jueza interviniente, Mariel Minetti, al hacer lugar al pedido de la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, quien investiga el escalofriante caso.

El sujeto, identificado como Martín Omar A., de 39 años, además de estar acusado de someter sexualmente a la menor se le atribuye haber amenazado a su ex pareja con incendiarle la casa y desobedecer una disposición judicial que le impedía acercarse a ella. La denuncia por abuso fue radicada por la madre de la víctima y derivó en una serie de medidas cuyos resultados se convirtieron en evidencias suficientes para sospechar sobre su responsabilidad penal.

Sumado a ello surgieron elementos que lo comprometen en el resto de los actos achacados en su contra además de contar con antecedentes que fueron claves para que no prosperase la posibilidad de quedar en libertad o acceda a suerte de morigeración de su prisión y no estar detrás de las rejas como pretendía la defensa del imputado que aunque se abstuvo de declarar negó los acusaciones al sostener que "no hice nada".

"Las evidencias son suficientes para sospechar de los delitos achacados", sostuvo Minetti al justificar su resolución que también basó en la "peligrosidad procesal" y de "fuga" que hubiese implicado no privar de la libertad al implicado.

Además de los testimonios recabados con la vista puesta en acreditar el delito más gravoso de los endilgados al imputado fue "contundente el informe de un examen médico forense que ordenó Fiscalía y por el cual se revela que la chica presentaba en su zona vaginal lesiones compatibles con un abuso sexual.

Según fue ventilado en la audiencia la menor habría sido abusada por su padre en dos oportunidades mientras ésta se encontraba solo en la casa donde vive con su madre, por lo que aprovechó tal situación para someterla, como la propia víctima contó primero a una prima y después a su progenitora que no tardó en radicar la denuncia.

El hombre, que además de amenazar y no respetar una medida judicial de impedimento de acercamiento también hacia su ex mujer, está imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vinculado por el vínculo se encontraba, a raíz de un caso parecido de índole sexual cometido en Cañada de Gómez, cumpliendo prisión domiciliaria en una casa familiar cercana a la viviendo donde habría abusado de su hija.

Al tomar conocimiento de la situación el juez interviniente en la causa, tramitada en jurisdicción cañadense, Jesús Alberto José Rizzardi, revocó tal morigeración por lo que cuando fue cumplimentada la orden de detención, impulsada por la fiscalía de Casilda, el presunto reincidente abusador ya estaba encarcelado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario