primicias

La dejó su novio y decidió consolarse comiendo pollo frito por dos días seguidos

Una joven de 26 años de edad decidió ahogar sus penas comiendo su comida favorita. Pasó en China.

Jueves 23 de Octubre de 2014

Tan Shen, una joven china residente de la provincia de Sichuan, decidió que sus penas con pollo frito eran menos.

Tras ser "cortada" por su novio, la joven ingresó a un establecimiento de KFC y encontró que la comida la consolaba tanto como para quedarse una semana.

Sin embargo, los empleados de la franquicia se dieron cuenta que la joven no se retiraba, por lo cual le preguntaron si se encontraba bien.

La joven respondió comprando más pollo. Y papas.

Al final, Tan Shen decidió abandonar el lugar debido a que los medios comenzaban a congregarse en el restaurante. Además, agregó que "se estaba empezando a cansar del sabor (del pollo)".

Fuente: SDP

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario