primicias

Hallaron una mítica y misteriosa urbe perdida en la selva

Un equipo internacional de arqueólogos descubrió en una expedición llevada a cabo en la espesa selva de La Mosquitia, al este de Honduras, la milenaria "Ciudad Blanca", también conocida como "Ciudad del Dios Mono".

Martes 03 de Marzo de 2015

Un equipo internacional de exploradores dio con la mítica urbe perdida "Ciudad Blanca" -también conocida como "Ciudad del Dios Mono"-en "un contexto imperturbable único" en la espesa selva de La Mosquitia, en el departamento hondureño de Gracias a Dios, publica la revista especializada National Geographic. Allí, afirman, existió una misteriosa civilización que no dejó más rastro que esta ciudad y leyendas que fueron modificándose con el paso del tiempo.

La expedición la integraron arqueólogos estadounidenses y hondureños, ingenieros, antropólogos, un etnobotánico, documentalistas y personal de apoyo.

Los arqueólogos descubrieron amplios espacios, montículos, y una pirámide de tierra perteneciente a una misteriosa cultura, nunca antes explorada, que floreció hace mil años.

El equipo, que regresó del lugar el pasado miércoles, también encontró una notable cantidad de esculturas de piedra que habían permanecido intactas desde que la ciudad fuera abandonada y al menos 52 objetos escondidos en la tierra (piedras ceremoniales, asientos y buques finamente tallados, decoradas con serpientes, figuras zoomorfas y buitres).

Con todo, no se ha revelado la ubicación del lugar y los descubrimientos han sido documentados pero aún no se ha excavado para proteger el lugar de los saqueadores.

La revista destaca que el objeto más llamativo de la expedición es la cabeza de un jaguar, según Christopher Fisher, un arqueólogo de la Universidad Estatal de Colorado (EE.UU.). Afirman que posiblemente representara a un chamán transformado en estado de espíritu.

"Esta es claramente la selva menos alterada en Centroamérica. La importancia de este lugar no puede ser subestimada", afirmó el etnobotánico Mark Plotkin.

Las ruinas fueron identificadas en mayo de 2012 durante un reconocimiento aéreo en La Mosquitia gracias a la denominada tecnología de Detección Aérea de Luz y Medidas de Rangos (LIDAR, por sus siglas en inglés).

La leyenda sobre esta misteriosa e intrigante ciudad pertenece a la tradición oral de los indios pech y los payas, que habitaban el territorio de Honduras desde la época precolombina (según algunas versiones, desde unos 2.500 años antes de la llegada de Cristóbal Colón).

Se cree que los primeros en descubrir la ciudad fueron los conquistadores españoles que se perdieron explorando la selva.

Fuente: actualidad.rt.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS