primicias

El poder de la berenjena

Ese vegetal ayuda a reducir la grasa abdominal. Es muy rico en agua y fibra, lo que lo convierte en un alimento muy saciante.  

Martes 03 de Febrero de 2015

Una de las partes donde más se acumulan los depósitos de grasa es en la cintura, tanto a los hombres como a las mujeres, pero también es una de las zonas donde con más rapidez podemos reducirla, ya que con algunos consejos de alimentación y cambiando algunos hábitos podemos notar una gran mejoría.

La berenjena es muy rica en agua y fibra, lo que la convierte en un alimento muy saciante. Es decir, que nos llenaremos sin necesidad de consumir tanta cantidad como de otros alimentos que engordan más y, en cambio, no nos satisfacen tanto.

Es baja en calorías y el cuerpo gasta en digerirla todavía más calorías de las que hemos consumido.

Es diurética, por lo que nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos de nuestro organismo. Esto será muy efectivo cuando sentimos que nos hinchamos con facilidad.

En caso de que suframos estreñimiento, la berenjena ayuda a combatirlo naturalmente gracias a su contenido en fibra. De esta manera los intestinos funcionarán mejor y por lo tanto no se inflamarán, lo cual causaría un engrosamiento de la cintura.

Las berenjenas contienen una cantidad equilibrada de minerales que nos ayuda a equilibrar el sistema nervioso. Esto es fundamental para evitar especialmente la ansiedad y esos ataques de hambre repentinos que hacen que comamos demasiado, alimentos muy calóricos y casi sin masticar.

Facilitan el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, lo cual es imprescindible para digerir correctamente, especialmente las grasas. De esta manera asimilaremos mejor los alimentos e impediremos que se transformen en las temidas reservas.

Finalmente, la berenjena tiene también propiedades depurativas que nos ayudan a eliminar toxinas de nuestro organismo, por lo que además de reducir acumulaciones de grasa estaremos deshaciéndonos también de sustancias tóxicas que pueden ser causa de múltiples enfermedades en el futuro.

Descubrí el agua de berenjena

Una de las maneras más ligeras y saludables de beneficiarnos de todas estas propiedades consiste en preparar agua de berenjena:

- Lavar una berenjena mediana, pelar y cortar en dados.

- Poner los dados en una botella de cristal oscuro, junto con medio litro de agua.

- Dejar macerar durante la noche.

- A la mañana siguiente, añadir el jugo de medio limón, lo cual potenciará el sabor y las propiedades. 

Esta bebida se toma media hora antes de las comidas principales a lo largo de una semana, y se puede repetir esta cura depurativa una vez al mes o cada más tiempo, cuando sientas que lo necesites.

Fuente: mejorconsalud.com

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario