primicias

Doce muertos tras la explosión

Además son 62 los heridos, tres de ellos de gravedad, por la detonación que se produjo por un escape de gas en el edificio ubicado en Salta 2141. Hay al menos 15 personas desaparecidas. 

Martes 06 de Agosto de 2013

Al menos doce personas murieron y más de 62 resultaron heridas al producirse esta mañana una explosión en un edificio de 62 departamentos ubicado en Salta 2141, entre Balcarce y Oroño. La detonación ocurrió luego de las 9.40 y provocó que una torre de diez pisos, lindera hacia el centro de manzana, se derrumbara completamente. Los otros dos edificios que se encuentran pegados al que originó el incendio quedaron colapsados.

La explosión desencadenó cuantiosos daños materiales, ladrillos que volaron por el aire, derrumbes, escenas de auxilio y desesperación en el edificio en el que se originó el siniestro, como también en las torres aledañas, y las calles quedaron alfombradas de vidrios y escombros. Se estima que muchos vecinos permanecen atrapados entre los restos del edificio siniestrado. La situación es muy compleja ya que después de cuatro horas recién se logró cortar el suministro de gas. Los organismos oficiales dispusieron la evacuación de las escuelas, comercios y viviendas ubicadas a 300 metros a la redonda. 

Pero el juez Juan Carlos Curto confirmó cerca de las 20 que son 12 los muertos por la explosión, mientras que minutos desués el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, anunció que oficialmente ellos tenían sólo 8 muertes, aunque dijo que los desaparecidos eran 15. 

Minutos antes la intendenta Mónica Fein confirmó pasada las 18.15 que la cifra de víctimas fatales eran ocho, seis de las cuales están identificadas, mientras que los heridos son 61. Además hay 15 personas desaparecidas reclamadas por familiares, quienes confeccionaron una ficha con la descripción y hasta la foto de la persona buscada. 

En el Cemar de San Luis y Moreno se centraliza la atención de las víctimas, y unos 200 familiares han montado una especie de campamento en la sala de espera, donde se viven permanentes momentos de angustia y quejas por la falta de información.

El secretario de Salud municipal, Leandro Caruana, dijo que el total de heridos eran 61, tres de ellos con pronóstico reservado. De los heridos hay un niño en estado delicado.

"Es una tragedia, me duele muchísimo. Yo no he visto nunca en mi vida de gestor una cosas así. El sistema funcionó, todo lo que hemos preparado sirvió. Le agradezco a los efectores privados, al Ministerio de Salud de la Nación, que se puso a disposición desde el primer momento. Hemos dado todas las respuestas, pero no podemos estar menos que acongojado por lo que ha pasado", dijo el ministro. 
 
En tanto, el ministro de Seguridad de la Nación, Antonio Berni -quien viajó especialmente a Rosario este mediodía-, confirmó más tarde la séptima vítcima fatal. Mientras que cerca de las 17, Raúl Rainone, titular de Defensa Civil, fue el encargado de anunciar la octava persona fallecida.

Por la tarde, continúan los trabajos de los grupos de rescates especiales dentro de los edificios afectados, toda la zona se encuentra evacuada. Participan del operativo policía provincial, federal, personal de la GUM, de Gendarmería, y de servicios de emergencia.

  
Víctimas fatales. En tanto, Leonardo Caruana, secretario de salud municipal, más temprano dio cuenta de la primera joven que perdió la vida. Se trata de una muchacha de 21 años que vivía en el edificio mientras que la segunda persona fallecida es Adriana Mattalone, de 58 años. También perdió la vida Carlos González de 38 años.

Sobre los otros fallecidos aún no se conoce su identidad.

De los 62 heridos, tres permanecen en estado delicado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y el Hospital Centenario. Mientras que los heridos leves fueron trasladados a otros centros asistenciales.

La policía montó un operativo de corte de calles en el lugar a fin de que las 17 ambulancias que se encuentran en la zona puedan circular libremente y trasladar a los heridos. Los pasillos de movilidad para ambulancias, camiones de bomberos y móviles policiales circulan por Oroño hacia Catamarca y por Salta hacia Alvear.

Las llamas. Pasado el mediodía, y después de cuatro horas, Litoral Gas pudo cortar el suministro de gas, para de esa forma apagar definitivamente la llama -que se mantenía prendida de manera intencional- y ocupaba el ingreso del edificio.

Después de las 14.30, cuando el fuego fue apagado definitivamente, los grupos de rescate entraron por la puerta principal del edificio para sacar a las personas que aún están con vida. 

El regulador de gas. Evangelina, una mujer que vive en el 5º piso del edificio y estaba en su departamento junto a su madre cuando sucedió la explosión, contó a La Capital que habían registrados problemas en el regulador de gas la semana pasada y por esa razón al momento de la detonación se encontraba personal trabajando. "Nos dijeron que cerremos las llaves de gas esta mañana".

El periodista de La Capital, Carlos Colombo, transitaba en un taxi por Salta minutos antes de la explosión. Contó que no pudieron atravesar la intersección de Salta y Oroño porque cuatro personas se encontraban cortando la calle, sin manifestar razón alguna de reclamo, por eso debieron desviarse del recorrido. Inmediatamente después, ocurrió la detonación. 

En tanto varios vecinos revelaron que un par de horas antes habían realizado llamadas al 911 para denunciar el fuerte olor a gas.

La explosión. La detonación se produjo poco después de las 9.40 y se pudo sentir, con fuertes temblores, a más de cuarenta cuadras de distancia. Algunos testimonios indicaron que hasta en Granadero Baigorria se llegó a escuchar el estruendo. Además del inmueble directamente afectado por la explosión, otros tres edificios presentan una situación crítica por los daños que sufrieron y todas las vidrieras a dos cuadras a la redonda se destruyeron. Los testimonios repetían que el temblor movió los autos, los cuerpos, y corrió objetos de lugar. Las calles quedaron alfombradas de vidrios y escombros.

Se registraron escenas de pánico y desesperación, ya que gran cantidad de vecinos habían quedado atrapados. Muchos familiares arriababan a la zona para buscar a sus hijos, padres, hermanos, y se encontraban con la imposibilidad de ingresar, por lo cual se vivieron escenas de tensión.

Luego de las 12, la zona estuvo más despejada, llegaron al lugar más efectivos policiales, de la GUM, y de Gendarmería que ordenaron a los curiosos, prensa y vecinos, dejando una cuadra y media libre.


 

 

 

Testimonios. "Estaba en Dorrego y Salta y se escuchó una explosión increíble que hizo vibrar los vidrios de toda la cuadra. Bajé a la calle para ver qué sucedía. En Salta entre Balcarce y Oroño había unas llamaradas increíbles. Esto fue una explosión de gas o algo más inflamable", contó esta mañana Valeria, una testigo  en contacto con La Ocho. "A tres cuadras de donde fue la explosión se rompieron todos los vidrios", agregó.

La explosión se sintió con mucha fuerza en el edificio del Ministerio de Trabajo, en San Lorenzo y Ovidio Lagos.

Orlando Verna, periodista de La Capital presente en el lugar, dio una descripción de lo que veía en esos momento. "Esto me hace acordar a la Amia. Fue la explosión de un edificio en Salta entre Oroño y Balcarce. Fue impresionante había llamaradas desde el cuarto o quinto piso para abajo. El edifcio de al lado donde ocurrió la explosión está totalmente destruido. Se están desprendiendo cosas de los balcones", sostuvo Verna.

La periodista de La Ocho Beatriz Priotti fue una de las primeras en llegar al lugar del siniestro. "Son desesperante las imágenes. Es  increíble ver cómo empiezan a sacar a la gente herida, se ve gente desesperada tratando de saltar al vacío. Vimos sacar a una chica desvanecida, y no podemos saber si estaba con vida. En estos momentos hay más explosiones y más fuego. El edificio quedó totalmente destruido. Lo mismo el inmueble de al lado. Hay gente que no puede salir porque quedó atrapada en los pisos superiores, pidiendo ayuda".

Priotti contó que a doscientos metros de donde se produjo la explosión se destruyeron todos los vidrios de los negocios por la onda expansiva. La vidriera de un supermercado cercano quedó totalmente destruida.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario