primicias

Al dictador norcoreano se le fracturaron sus tobillos por su obesidad

Según informa el diario británico 'The Telegraph' Kim Jong-un fue ingresado en un hospital por las duras lesiones, que se habrían producido por los tacones que usa para agrandar su figura y por sus 127 kilos.

Miércoles 01 de Octubre de 2014

Kim Jong-un se encuentra ingresado en un centro hospitalario de Pyongyang debido a su sobrepeso. Los tobillos del dictador norcoreano se fracturaron por la excesiva carga que soportan y los servicios médicos le sometieron a mediados de septiembre a una operación quirúrgica, según informa el diario británico 'The Telegraph',

El líder comunista sigue un tratamiento de recuperación después de que una serie de reuniones oficiales provocaran la lesión que padece. Concretamente, el líder norcoreano visitó varias instalaciones militares mientras llevaba tacones cubanos para agrandar su figura. La gira por estos enclaves le provocó esguinces en ambos tobillos. Y al no tratarse la lesión inicial, ésta desembocó en sendas fracturas.

Además, los problemas de salud de Kim Jong-un le han obligado a ausentarse de una sesión en la Asamblea Suprema de Corea del Norte, según indica una fuente del periódico surcoreano Chosun Ilbo.

Los motivos del sobrepeso apuntan a la dieta que sigue el dictador norcoreano, basada principalmente en el excesivo consumo de alcohol y en el queso que importa de Suiza. Esta alimentación le habría llevado a pesar hasta 127 kilos mientras que su estatura es de 1,74 metros.

El hospital donde permanece ingresado se encuentra vigilado en todo momento por personal de seguridad. También se especula con que varios médicos europeos se habrían desplazado a Pyongyang para tratar al dictador asiático. No obstante, el Gobierno norcoreano casi no se ha pronunciado al respecto. Únicamente emitió a través de la televisión pública imágenes de su líder cojeando e informó de que se encontraba enfermo.

Fuente: ElMundo.es

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario