..

Preocupan los sucesivos accidentes fatales en el cruce de las rutas A012 y 18

Desde el 12 de febrero hubo 11 siniestros con cinco muertos y seis heridos gravísimos. "No más cruces en el cruce", piden referentes civiles, fiscales y abogados.

Domingo 01 de Junio de 2014

Los preocupantes niveles de siniestralidad que registra el cruce de las rutas nacional A012 y provincial 18 no sólo encendieron la luz de alarma entre los vecinos de las localidades cercanas, sino que tienen en la Justicia una caja de resonancia. Referentes de la sociedad, fiscales y abogados se preguntán los por qué de semejante fenómeno, y ya se está armando toda una movida para alertar a las autoridades provinciales y nacionales sobre la necesidad de tomar medidas que, más allá de los errores humanos que todos reconocen, también pasan por obras de infraestructura.

No es para menos. La Fiscalía adonde llegan estos accidentes tiene registrados desde el 10 de febrero, día en que se implementó el nuevo sistema procesal penal, 11 siniestros con cinco muertos y seis heridos "gravísimos", como lo definió la fiscal Mariana Prunotto. Estos hechos, sumados a muchos otros antecedentes registrados los últimos años, ya le valieron al lugar el mote de "cruce de la muerte".

En este marco, mañana, a las 22, se realizará en Acebal una reunión con la participación de vecinos, miembros del Instituto de Derecho Vial del Transporte del Colegio de Abogados de Rosario, legisladores y autoridades provinciales y nacionales que comprometieron su presencia. El objetivo encuentro, según sus organizadores, es exponer la problemática y buscar posibles soluciones.

Compromiso. La iniciativa surgió de la inquietud de los ciudadanos que, preocupados por la siniestralidad en la mortal intersección, se dirigieron a la entidad letrada para plantear el problema y buscar posibles soluciones. La presidenta del instituto, Marta Alvarez, explicó a La Capital que este grupo de vecinos "está disconforme porque no se hace nada y por eso acudieron aquí para ver qué se puede hacer. No necesariamente se busca una solución, pero sí paliativos para garantizar la seguridad vial. Es por eso que queremos conversar y lograr el compromiso de los referentes de Nación y la provincia, ya que ambos tienen competencia en el tema, para impulsar alguna medida ".

La profesional transmitió la preocupación de que en tanto se concrete el proyecto de transformación de la A012 en autovía no se produce ningún tipo de mejoras en ese punto neurálgico que presenta "problemas en la traza, en la señalización y especialmente en la conducta de quienes manejan, por lo que es necesario reforzar estos puntos, publicitar y crear conciencia".

Alvarez explicó que a la Fiscalía "le corresponde abocarse al tema de la responsabilidad y poder pedir informes a distintas reparticiones para ver qué medidas se deben tomar".

En Fiscalía. En diálogo con La Capital, el fiscal Walter Jurado expresó la preocupación que existe en ese ministerio público sobre la alarmante cantidad y gravedad de los accidentes, y aseguró que el fiscal regional, Jorge Baclini, está al tanto de esa situación.

Jurado aclaró que la función de los fiscales es investigar los hechos consumados, aunque eso no quita que puedan expresar, incluso a través de un documento no vinculante, su preocupación sobre el tema y la necesidad de tomar medidas.

"La pregunta es si estas tragedias se pueden evitar o no. Observamos que la imprudencia es la base del problema, pero también hay situaciones ajenas a la conducta de los automovilistas que podrían corregirse", explicó.

Entre los motivos que pueden generar los accidentes, el fiscal mencionó el gran flujo de tránsito ambas rutas, sobre todo en la A012 y en época de cosecha gruesa, el desconocimiento de su existencia, sobre todo por parte de automovilistas que vienen de otras partes del país y que toman la segunda circunvalación de Rosario para evitar pasar por la ciudad. Y un hecho que otras personas mencionan: es una intersección que a muchos los sorprende cuando ya la están atravesando.

Pero también mencionó el hecho de que el cruce no tiene un puente ni una rotonda, que permitiría organizar el tránsito y hasta impedir el encuentro entre los vehículos. Porque de algo está seguro: los accidentes no se producen por fallas mecánicas.

No más cruces. Mientras tanto, y con la consigna “no más cruces en el cruce”, vecinos de Acebal y otras localidades comenzaron a movilizarse para lograr respuestas. “Empezamos con la idea de armar algo, documentar lo que está ocurriendo, juntar firmas y crear un precedente para que las cosas no queden en el aire, para alertar a las autoridades”, dijo a este diario Roberto Decarlis, un periodista de Acebal que empezó la movida. “Hay que buscar los eslabones de responsabilidades, porque las cosas ocurren y nadie termina siendo responsable de nada”, reflexionó.

   En sintonía con Jurado, Decarlis consideró que “fundamentelmente, la primera responsabilidad es de los automovilistas, pero también tenemos que ver de qué forma se puede neutralizar este fenómeno que nos está tocando muy de cerca”. Al evaluar los por qué, también mencionó la velocidad como un problema fundamental, reconoció que la ruta 18 no se visualiza bien desde la A012, que la época de cosecha complica la situación, y que aunque el cruce tenga brazos de descarga, la mayoría de los automóviles pasa directo. “Por lo menos tiene que haber una rotonda inteligente, con varias manos para que prácticamente los autos no se encuentren. Y si no, un puente. Nos dicen que el proyecto de autovía para la A012 contempla el puente. ¿Pero cuándo? ¿Dentro de 20 años? preguntó, sin esperar respuesta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario