La Región

Preocupación ante los posibles despidos de personal contratado

Los trabajadores de la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado, decretaron el estado de asamblea y alerta permanente.

Jueves 30 de Noviembre de 2017

Los trabajadores de la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán de esa localidad y nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), decretaron el estado de asamblea y alerta permanente ante la posibilidad de despidos de numerosos operarios cuyos contratos se vencen el 31 de diciembre, en los cinco establecimientos que Fabricaciones Militares posee en todo el país.

Asimismo, los trabajadores decidieron movilizarse en caravana hoy, de 9 a 11, desde las puertas del establecimiento, ubicado sobre la ruta nacional 11, hasta la "esquina de los bancos" —Urquiza y avenida San Martín—, en San Lorenzo.

Los trabajadores reclamarán también contra la reforma laboral, los despidos, la reforma previsional, el proyecto de presupuesto y el pacto fiscal, y aunque en los últimos meses no se produjeron despidos, mostrarán su inquietud ante la franca voluntad del Estado nacional de desprenderse de gran cantidad de trabajadores.

La medida de fuerza se decidió en una asamblea el pasado martes, la que se realizó en instalaciones de esta fábrica que por estos días tiene una capacidad ociosa del 80 por ciento.

Consultado por LaCapital, Fernando Peirano jefe de la comisión gremial interna de la fabrica militar por ATE consideró: "Nosotros accedimos al trabajo de una consultora que señaló que en realidad necesitamos gente, porque aquí fabricamos toda una gama de productos que van desde armas hasta chalecos antibala y muchas otras cosas para la defensa nacional, pero esta gente va a destruir todo. Es una decisión que ya tienen tomada", indicó.

"Fuimos a hablar con el interventor de Fabricaciones Militares, el ingeniero Luis Riva, que puso el ministro Oscar Aguad, y directamente nos dijo que para él hay un sobreexcedente de personal; que la decisión de Mauricio Macri es achicar en un 20 por ciento los sueldos jerárquicos del Estado, pero eso después les sale el doble", dijo el dirigente sindical.

Crueldad

Peirano señaló: "Los trabajadores van a seguir resolviendo todo en la asamblea. Lo más preocupante es que los muchachos aquí deben trabajar con cosas peligrosas y están con problemas en la cabeza como el futuro de la familia, los impuestos, la plata, los trámites; es muy cruel todo esto".

En Beltrán el conflicto se remonta al 1º de junio, cuando los operarios realizaron una asamblea ante la dura situación. Entre las problemáticas se mencionaron precarización laboral, incumplimiento de la designación final de los concursos 2017, falta de recursos y materias primas y capacidad de ventas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario