..

Preocupación por los menores y las picadas de motos en Arequito

El episodio derivó en una dura crítica de la jueza de Menores de Casilda que investiga el caso, quien sostiene que el fenómeno reside en una falta de responsabilidad civil y del Estado.

Sábado 06 de Septiembre de 2014

Un menor de 16 años se encuentra con pronóstico reservado al resultar gravemente herido en un accidente que sufrió en Arequito el lunes alrededor de las 22.30 mientras corría una picada de motos con dos amigos sobre un tramo de la ruta provincial Nº 92 que atraviesa el pueblo. El episodio derivó en una dura crítica de Cristina Pecoraro, la jueza de Menores de Casilda que investiga el caso, quien sostiene que el fenómeno reside en una falta de responsabilidad civil y del Estado.

La víctima del choque y sus amigs creyeron que la arriesgada "travesura" que programaron aquel lunes terminaría sin problemas como en ocasiones anteriores Pese a ser de noche había buena visibilidad gracias al alumbrado público, pero ello no logró impedir el siniestro que se produjo cuando una de las motos regresaba lentamente hacia el punto de partida y fue rozada por otra que venía de frente corriendo a gran velocidad.

A causa del impacto el menor que circulaba despacio, de 15 años, sólo tuvo lesiones leves pero el otro voló literalmente por el aire y al caer sobre la cinta asfáltica sufrió graves heridas por las que fue atendidoen el hospital San Carlos de Casilda y luego derivado al Eva Perón de Baigorria, donde continúa internado en estado crítico.

Responsabilidades. El caso recaló en el Juzgado de Menores de Casilda a cargo de Cristina Pecoraro, quien, al margen de la investigación que lleva adelante, se mostró consternada e instó a un mayor compromiso del Estado y la sociedad para prevenir este tipo de sucesos. "Arequito es un pueblo chico y nadie ignora que se venían realizando este tipo de picadas de motos, sin embargo, pese al no ser responsables directos del suceso, tanto los padres como las autoridades políticas y el resto de la comunidad miraron para otro lado".

Fue aún más lejos al resaltar que "también se sabe en el pueblo que un empresario contrata a menores de edad, con el consentimiento de los padres, sin que a nadie le importe el riesgo que significa para sus vidas poner en sus manos una herramienta peligrosa como es una moto". Si bien no fue confirmado en Arequito habría menores que trabajan como delivery (entregas a domicilio).

"En esta sociedad de consumo —reflexionó la jueza— parece que nadie quiere asumir responsabilidades y si pretendemos avanzar es necesario empezar a recuperar y transmitir valores claros".

La magistrada fustigó la "falta de políticas públicas en materia de minoridad a nivel provincial" y aseguró que "en Rosario los jueces tienen que dejar en libertad a los chicos que cometen homicidios porque no existen espacios adecuados para su rehabilitación y tampoco pueden alojarlos en comisarías con adultos, ya que está prohibido por la convención internacional de los derechos del niño".

"Hace años —recordó— que se habla sobre la necesidad de poner en condiciones el Instituto de Recuperación del Adolescente (Irar) pero está en pésimas condiciones" para luego instar a los legisladores "a trabajar sobre el tema de la minoridad, la creación de centros de contención, educación y resocialización, entre otras acciones que apunten a su recuperación".

Para Pecoraro "la Dirección del Niño, Niña y Adolescente de la provincia es un verdadero fracaso" y se mostró en disidencia con algunas doctrinas que plantean la "revinculación" del menor en conflicto con su núcleo familiar ya que "es caer nuevamente a un ámbito viciado de disvalores cuando lo que necesita es un espacio de contención y educación que garanticen su sociabilización".

La jueza casildense, que alcanzó notoriedad pública en casos resonantes donde dispuso medidas socioeducativas para contener a menores que delinquieron, asegura no creer en el sistema carcelario e insiste en la necesidad de la creación de "instituciones o centro cerrados o semi cerrados destinados a la minoridad en conflicto con la ley penal".

Llamado a la reflexión. Respecto al accidente que está investigando dijo que "sirve para reflexionar sobre la responsabilidad civil ya que en el marco de la sociedad permisiva donde vivimos primero es una picada de motos, después el alcohol y luego las drogas y como que nadie se hace cargo de nada". Sobre las leyes nacionales y provinciales dijo que "son de avanzada, pero están pensadas para Suiza y Noruega ya que acá las políticas públicas de prevención no existen y tampoco se hace nada para cambiar".

G. O.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario