Política

Violento incidente en Algodonera Avellaneda

Trabajadores que protestaban por salarios fueron embestidos motociclistas. Dos obreras heridas. Repudio de todo el arco sindical.

Miércoles 19 de Agosto de 2020

El conflicto salarial en Algodonera Avellaneda, del grupo Vicentin, tomó un cauce violento en la madrugada de ayer cuando un grupo de personas arengadas por el abogado de la empresa intentó romper la huelga que llevan adelante los trabajadores de la firma. En la embestida, dos obreras, una de ellas delegada sindical, fueron atropelladas por un motociclista. En respuesta, el sindicato de aceiteros y desmotadores de Reconquista cortó el puente que une esa ciudad con Avellaneda. El gremio recibió el respaldo de los referentes de las principales organizaciones sindicales del país, como Pablo Moyano y Hugo Yasky.

El mismo día en que ocurrió este violento incidente, el juez federal Julián Ercolini ordenó la inhibición de la empresa, en el marco de la causa por la que investiga los créditos irregulares del Banco Nación al grupo Vicentin, que defaulteó por u$s 1.400 millones (ver aparte).

Por la mañana, un cónclave vía zoom organizado por la federación nacional de trabajadores del complejo oleaginoso, reunió a los principales referentes sindicales del país. En ese marco, Luciana González, abogada de los trabajadores de la desmotadora Algodonera Avellaneda, relató que los obreros sostienen desde febrero un conflicto en reclamo de aumentos salariales. Explicó que cobran entre $ 20 mil y $ 25 mil mensuales, que en parte les pagan en especies. Frente al fracaso de las conversaciones con la empresa, desde hace varias semanas se encuentran en huelga y realizan un acampe en frente de la planta ubicada en el parque industrial de Reconquista.

González describió cerca de las 6 de ayer, el representante de la empresa, Héctor Viscay, se hizo presente junto a un grupo de veinte personas, a quienes arengó para que embistieran a unos 200 trabajadores que estaban frente al establecimiento. Dos de ellos embistieron con sus motos a dos obreras y se dieron a la fuga. Una de ellas era Sonia Zanel, delegada de los obreros. Ambas se encuentran hospitalizadas.

"Todo esto ante la mirada pasiva de una veintena de efectivos policiales entre los cuales se entremezclaba Vizcay para gritar sus indicaciones al grupo atacante", denunció el sindicato aceiteros a través de un comunicado firmado por un centenar de federaciones sindicales y gremios de todo el país.

El secretario general del Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de Reconquista, Dionisio Alfonso, dijo que hay más de 300 trabajadores de Algodonera Avellaneda representados por ese gremio. "Hoyy la empresa se niega a sentarse en una mesa de diálogo para destrabar este conflicto, que se soluciona con dinero a los trabajadores, hoy los compañeros que están ganando un salario por debajo de la canasta, que es una burla".

El secretario general de la federación nacional de obreros del complejo oleaginosos, Daniel Yofra, recordó que los trabajadores de Algodonera Avellaneda "están librando batalla con un enemigo poderoso, como la patronal de Vicentin". Y reclamó decisiones políticas de la Nación y la provincia para evitar atropellos con los trabajadores y garantizar el derecho a la protesta.

Tras los incidentes, los trabajadores y trabajadoras de la Algodonera Avellaneda realizaron un corte de protesta en el puente que une Reconquista y Avellaneda para visibilizar su lucha y reclamar a las autoridades que impidan la persecusión patronal a los trabajadores.

A media mañana, en un acto virtual organizado por el gremio aceitero, los trabajadores recibieron el respaldo de Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros y referente del Frente Sindical para el Modelo Nacional; Héctor Amichetti, titular de la Federación Gráfica Bonaerense, y representante de la Corriente Federal de Trabajadores; Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores, y Victorio Paulón, de la misma central.

"La pelea de ustedes es una pelea de todos". dijo Paulón, quien denunció la "violencia extrema" que aplicó la empresa en este conflicto e instó a la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El camionero Pablo Moyano expresó su respaldo y advirtió que, pese a las restricciones que impone la pandemia, el movimiento obrero no dejará de luchar.

"Exigimos a las autoridades la garantía de la integridad física de las trabajadoras y los trabajadores de Algodonera Avellaneda", dijeron los gremios.

Moyano quiere “volver a la calle”

El camionero Pablo Moyano se quejó de la doble vara con la que las autoridades miden las protestas obreras, a las que garrotean, y las movilizaciones de la derecha anticuarentena. “La marcha del domingo fue vomitiva”, dijo, y advirtió que en el movimiento obrero “estamos con todas las ganas de salir a la calle a pelea”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario