Política

Vicentin detonó ásperos cruces en la Cámara baja santafesina

El socialismo ingresó un proyecto que propone que la provincia rescate a los pequeños productores y se sume al directorio de la empresa.

Viernes 19 de Junio de 2020

Haciéndose eco de la intervención a Vicentin por parte del gobierno de Alberto Fernández, y en sintonía con la búsqueda de la Casa Gris de propuestas superadoras a una eventual expropiación del grupo en quiebra, la Cámara de Diputados santafesina aprobó ayer un proyecto de declaración que promueve la preservación de las fuentes laborales, la no extranjerización de la empresa, la defensa del patrimonio del Estado, la transparencia de la injerencia nacional y la participación del Ejecutivo provincial en el salvataje de la compañía. Como era de esperar, hubo choques entre legisladores de perfil progresista y los alineados al macrismo.

Además, el socialismo ingresó un proyecto de ley que busca que la gestión de Omar Perotti se meta de lleno en una salida a la crisis de Vicentin que garantice la continuidad de las operaciones de la cerealera y la ayuda a los pequeños productores acreedores. Por lo pronto, la propuesta cuenta con el aval de varios bloques políticos y preferencia para la próxima sesión de Diputados.

Tras pedir el tratamiento sobre tablas del proyecto de declaración, el peronista Luis Rubeo repasó la labor de la comisión de seguimiento de la crisis de Vicentin, que preside. En ese contexto, anunció que la Nación brindará toda la información del caso a través de la intervención a la agroexportadora.

El socialista Joaquín Blanco aludió al proyecto que su bloque acababa de ingresar. "Queremos que el gobernador no se sienta solo y que un comité de expertos ayude a pensar la salida de Vicentin", afirmó. Después de considerar clave "una política de Estado" en Santa Fe para la empresa, concluyó: "No debemos aportar a la grieta. Hay que trabajar unidos".

A su turno, los diputados Marcelo González (UCR-Frente Progresista, FPCyS) y Nicolás Mayoraz (Somos Vida) rechazaron la expropiación del grupo por considerarla inconstitucional e infundada. De inmediato, Carlos del Frade (Frente Social y Popular, FSP), quien integra la comisión de seguimiento de la cerealera, retrucó con que "la de Vicentin es la historia del gran capital que le debe explicaciones y dinero a la sociedad". También indicó que "fue corrupción del macrismo, porque a la empresa le robaron desde adentro", y enfatizó: "Hicieron con los votos lo que la dictadura militar hizo con las botas".

"Vicentin es la síntesis del gran capital del país, que contó con el apoyo del Estado bobo argentino", puntualizó Del Frade. Además, cuestionó al intendente de Avellaneda, el radical Dionisio Scarpin ("Miente perversamente para encubrir a sus patrocinadores", dijo), por acompañar movidas en rechazo a la intervención nacional. De hecho, mañana tendrá lugar un banderazo —con rebote en otros puntos del país— en defensa de la agroexportadora.

Al tomar la posta, el justicialista Ricardo Olivera aclaró que "la provincia no se está borrando sino buscando alternativas superadoras" y sostuvo que el gobierno de Fernández "debe actuar" en el conflicto de Vicentin. "Más que el rescate de la empresa, priorizaría el rescate del Banco Nación (BNA). Todos los argentinos somos los 2.500 acreedores", aseveró.

Gabriel Chumpitaz, de Juntos por el Cambio (JxC), subió la temperatura al certificar el rechazo macrista. "Van por el campo después de Vicentin. Agitan el fantasma de la 125. Esto tiene que ver con la dictadura chavista y de Nicolás Maduro en Venezuela", bramó el diputado, que acusó: "Intervienen la compañía con una ley de (el ex presidente de facto) Jorge Rafael Videla". Sus palabras detonaron una airada reacción de Del Frade a micrófono cerrado.

Luego, Maximiliano Pullaro (radical frentista) cargó contra la gestión de Perotti. "Al gigante (por el eslogan de campaña del rafaelino) le dieron Rivotril para que no tome posiciones extremas en el tema Vicentin", ironizó. Y, al igual que Julián Galdeano —UCR afín al macrismo—, reivindicó la figura de Scarpin.

Otro peronista, Leandro Busatto, defendió la decisión presidencial: "Mientras Vicentin triangulaba dinero en sedes extranjeras, triplicaba su deuda local. Hubo un proceso sistemático de fuga para que los productores pierdan su dinero. Te chorean y la gente va a aplaudir".

La Cámara baja volvió a sesionar de modo presencial en su recinto, luego de haber utilizado el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) durante la vigencia del aislamiento obligatorio en la provincia. Aunque varios diputados ocuparon las barras, en vez de sus bancas, para garantizar el distanciamiento que sigue imponiendo la pandemia de Covid-19. El proyecto de declaración fue avalado sin el guiño de JxC y con la abstención de tres radicales.

En tanto, los diputados de la comisión de seguimiento de la crisis de Vicentin volverán a desembarcar el martes próximo en Reconquista para reunirse con el subinterventor Luciano Zarich, recientemente admitido por la Justicia en el marco del concurso preventivo en marcha, y el directorio de la sede del Banco Nación ubicada en esa ciudad del departamento General Obligado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario