Política

Varias regionales convocaron a distintas medidas de fuerza

El movimiento obrero santafesino (regionales Santa Fe, Venado Tuerto, Rafaela, Santa Fe, Reconquista y San Lorenzo de la CGT, así como la Festram y varios gremios rosarinos expresaron su rechazo al paquete de reformas impulsado por la administración de Mauricio Macri.

Domingo 17 de Diciembre de 2017

El movimiento obrero santafesino (regionales Santa Fe, Venado Tuerto, Rafaela, Santa Fe, Reconquista y San Lorenzo de la CGT, así como la Festram y varios gremios rosarinos expresaron su rechazo al paquete de reformas impulsado por la administración de Mauricio Macri. En ese marco, precisaron: "Caracterizamos como una victoria haber logrado con la gigantesca movilización popular, defender los ingresos de un millón y medio de santafesinos jubilados, pensionados, trabajadores, pibes, estudiantes y héroes de Malvinas beneficiados por leyes que regulan el funcionamiento de la Ansés".

"Sólo en nuestra provincia —abundaron— las reformas que se pretenden votar restarían 9.000 millones de pesos por año del bolsillo de estos beneficiarios, que dejarían de volcarse en los comercios de la región y de tributar en las arcas provinciales. Es inmoral agudizar la pobreza restando recursos a las conquistas de la seguridad social, que perfectamente se pueden ir a buscar a los sectores con alta rentabilidad a los que se les eximieron tributos o a las erogaciones del tesoro para sostener las Lebac, etc".

En ese sentido, referentes de distintas organizaciones gremiales del arco opositor rosarino anunciaron paros y movilizaciones para rechazar el proyecto de ley que el oficialismo pretende aprobar mañana en la Cámara de Diputados y que había empezado a considerarse en la sesión trunca del jueves.

Así, Laura Ferrer Varela, de COAD, precisó que en la UNR se concretará el lunes un paro por 24 horas convocado por ambas Conadu. El gremio universitario se sumará, además, a la movilización para rechazar el ajuste, según afirmó la dirigente gremial.

Antonio Donello, de UOM Rosario, también anunció una movilización a Buenos Aires. "Debemos frenar esta reforma que solo viene a perjudicar a los actuales jubilados y a los futuros jubilados", señaló. Todas las filiales de la Unión Obrera Metalúrgica se movilizarán en consecuencia con la protesta.

Sobre las protestas, Daniel Yofra, de la Federación Nacional Aceitera, señaló: "Si hay movilización movilizamos, si hay paro, paramos".

Matías Layús, de la Asociación Bancaria, indicó que el gremio se movilizará nuevamente mañana. "Ese proyecto de ley de remuneración jubilatoria genera un malestar manifiesto en las calles, y es allí donde se están dando las respuestas", afirmó.

Jorge Molina, secretario general de UPCN provincial expresó el repudio del sector por "la represión desatada por fuerzas de seguridad en Buenos Aires. No solo repudiamos la baja en los salarios de nuestros jubilados sino este grado de violencia y represión que no le hace bien a la sociedad. Nosotros seguimos apostando a la paz y al diálogo", aseguró.

Oscar Barrionuevo, de Obras Sanitarias, recordó que "las luchas contra el mal no cesan nunca y considero que debemos luchar duro y si es necesario con luchas indeterminadas. Creo firmemente que se agotó la paciencia y parafraseando al mejor conductor de la historia «cuando los pueblos pierden la paciencia suelen hacer tronar el escarmiento»".

Claudio García de Suteryh consideró que "lo sucedido el jueves pasado no es más que otro ataque al pueblo. Ya nos metió las manos en los bolsillos con los tarifazos y ahora nos quiere pisotear como pueblo violando la constitución y dictando DNU, es una vergüenza. Lo que hacen no es ajuste, es arrebato".

Gustavo Méndez del Sindicato del Seguro señaló que "este jueves se le demostró al gobierno que las reformas que pretende implementar no está en el animo de la gente aceptarlo. Además quedó claro la maniobra del macrismo de apretar a los gobernadores para que sus diputados apoyen la ley, herramienta de presión tan denostada al kirchnerismo y que evidentemente ellos mismos utilizan. De ahora en más, lo positivo es el marco de unión de partidos opositores, la CGT y muchos otros gremios para rechazar una ley que generará problemas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario