Política

Una sola persona mantiene bloqueada la frontera entre la Argentina y Uruguay

Se trata de Sira Muñoz, una mujer de 60 años que estuvo desde los primeros tiempos en la protesta contra la pastera finlandesa. Hoy permance sola en la localidad de Arroyo Verde, sobre la Ruta 136. "Si me quieren sacar, sé que el pueblo de Gualeguaychú se movilizará de nuevo aquí", manifestó.   

Lunes 19 de Mayo de 2008

A pocos metros, en Gualeguaychú, la manifestación de los tractores y camiones detenidos a la orilla de la Ruta 14, a la altura del ya emblemático kilómetro 53, se roban toda la atención. Allí se asienta uno de los focos principales del conflicto agropecuario con el gobierno. Pero otra protesta que también origina bloqueos e interrupciones en el tránsito es la de los asambleístas de Gualeguaychú contra Botnia.

En realidad esa fue la primera gran manifestación de la ciudad entrerriana, pero hoy, la mayoría de los manifestantes parecen haber "elegido" volcarse al conflicto del campo.

Por eso, Sira Muñoz improvisa un corte de la Ruta 136. La mujer se encuentra a la altura de Arroyo Verde, a 8 kilómetros del puente internacional que une a la Argentina con la papelera, que sigue operando, tal como delata el humo de sus chimeneas. Aunque parezca increíble, hoy sólo una persona es la responsable de impedir la comunicación binacional entre nuestro país y Uruguay en ese tramo.

Según consigna el diario La Nación, hay dos o tres personas más por zona, pero la única que permanece estoica es Sira, una mujer de poco más de 60 años. "Si me quieren sacar, sé que el pueblo de Gualeguaychú se movilizará de nuevo aquí", manifestó al matutino.

"Entiendo y apoyo el reclamo del campo, pero los productores tienen que saber que hoy pelean por las retenciones, pero que mañana van a tener que venir de nuevo acá, porque no van a poder vender nada por la contaminación de Botnia", agrega la mujer.
Mientras tanto, el piquete rural se encuentra unos 30 kilómetros al sudoeste de donde está instalada Sira Muñoz. Desde allí casi no se acuerdan de Botnia, pero ella no piensa retirarse de su puesto. Hasta se edificó una construcción con ladrillos en la que hay un televisor satelital para hacer más entretenidas las horas de espera. "Me cuentan que en Fray Bentos ya no pueden tomar agua potable por la contaminación". De esta manera, Muñoz resume el porqué de su lucha.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario