Política

Una semana demasiado agitada para el socialismo

A una semana del revés electoral, el socialismo reconfigura su mapa político.

Martes 25 de Junio de 2019

Pasada una semana del duro revés electoral para el Frente Progresista (FPCyS), que significó la pérdida de la Casa Gris tras doce años de gestión, el socialismo ya reconfigura su mapa político —en modo catarsis— centrándose en los más acotados enclaves a defender a partir de diciembre próximo y en la inminente batalla electoral nacional bajo el sello de Consenso Federal 2030.

Acerca de la fórmula presidencial Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey, detonante de variados rumores potenciados por el estado de situación poselectoral en la provincia, fuentes irrefutables recordaron ayer a La Capital que tanto su respaldo como la conformación de la lista de precandidatos a diputado por Santa Fe que la acompañará cuentan con el visto bueno del Partido Socialista (PS) a nivel nacional.

En mayo pasado, la fuerza que tiene como titular al diputado provincial Antonio Bonfatti (quien acaba de perder la puja por la Casa Gris) y a la intendenta de Rosario, Mónica Fein, como secretaria general había resuelto construir una alternativa política para el país que priorice "las necesidades de las mayorías". En ese marco se insertó Consenso Federal, más allá del resquemor que generó el mandatario salteño entre algunos hombres de la rosa roja.

Incluso, las negociaciones con Lavagna, piloteadas desde un principio por el gobernador Miguel Lifschitz, también tuvieron el visto bueno de la conducción nacional del PS. Un aval que, al menos hasta anoche, no había mutado.

Al tiempo que terminan de asimilar el veredicto de las urnas, socialistas y aliados ya se preparan para un desafío con sabor menos amargo: la Cámara de Diputados provincial (todo indica que Lifschitz la presidirá) y las ciudades de Rosario y Santa Fe, bastiones desde donde encararán la reconstrucción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario