Aborto Legal

Una plaza que dividió a partidarios y opositores del proyecto de ley

En medio de una fuerte expectativa, y separados por vallas, los asistentes respaldaron sus posiciones y esperaron el desenlace de la votación.

Jueves 14 de Junio de 2018

En medio de una fuerte expectativa, manifestantes a favor y en contra del proyecto que legaliza el aborto se concentraron en las inmediaciones del Congreso nacional para respaldar sus posiciones. Y anoche comenzaron una vigilia a la espera del desenlace en la votación.

La Plaza del Congreso amaneció ayer completamente vallada, por la decisión del Gobierno porteño de separar las dos movilizaciones, quedando Rivadavia para la marcha por el aborto legal e Hipólito Yrigoyen para las expresiones que rechazan esa posibilidad.

La sesión en la Cámara de Diputados comenzó pasadas las 11 y, en ese momento, ya habían comenzado a reunirse militantes a favor de la despenalización, que tenían como horario formal de convocatoria las 12.

En las primeras horas de la tarde, mientras el histórico debate transcurría en el recinto, la avenida Rivadavia ya estaba colmada de asistentes, al igual que Callao, donde se montó un escenario a la altura de Juan Domingo Perón y la marea de personas continuaba casi hasta Corrientes.

El verde que identifica a la campaña a favor de la interrupción voluntaria del embarazo estuvo presente en cada uno de los asistentes, que llevaron pañuelos, los rostros pintados y eligieron vestirse con cada prenda de ese color que hubiera que sus placares.

Mujeres de todas las edades (en su mayoría muy jóvenes), hombres y niños compartieron la fría jornada porteña entre banderas, música y mucho mate.

En ese marco, una importante cantidad de mujeres rosarinas, con sus inconfundibles pañuelos verdes y que había partido temprano en cuarenta ómnibus, confluyó en la zona del Congreso para vivir de cerca el debate en la Cámara baja.

Los indecisos que se inclinaron por votar a favor en las últimas horas y los conteos que empezaron a ser optimistas para el proyecto contribuyeron a generar un clima de festejo y expectativa entre los que se manifestaron por la despenalización, un aliciente a la espera de la vigilia que se preveía helada, con temperaturas que rondarían los 5 grados.

Contracara

Del otro lado de las vallas, con los casi cien metros de la plaza de por medio, los grupos pro vida comenzaron a reunirse pasado el mediodía, pero con menor participación, ya que la convocatoria formal fue para las 18.

El escenario, donde estaba previsto el evento denominado "Salvemos las dos vidas", se montó sobre la avenida Entre Ríos y Moreno. Y se esperaba la participación de la conductora Viviana Canosa para oficiar de presentadora.

Los primeros en llegar se agolparon en la esquina de Yrigoyen y Entre Ríos, donde corearon canciones en contra del proyecto y les reclamaron a los legisladores no acompañar la interrupción voluntaria del embarazo.

"Diputado, diputado, no te lo decimos más, si aprueban el aborto mucha gente morirá", fue la letra de uno de los temas que interpretó un grupo de jóvenes con banderas argentinas y globos de color rosa.

Además, una constante entre los participantes fue el pañuelo celeste con la inscripción "Salvemos las dos vidas", que tuvo menos vendedores ambulantes que el de la campaña por el aborto legal, ambos a un valor de 50 pesos.

"Hoy levantamos la voz por los que no tienen voz" y "Sea legal o ilegal, el aborto mata igual", fueron otras de las consignas en contra de la despenalización.

Entre las agrupaciones convocantes estuvieron Pro Vida, Vida, Jucum y Marcha por la Vida, entre otras, que montaron carpas y organizaron distintas actividades como ecografías en vivo y exposiciones.

Ambas movilizaciones tenían previsto aguardar el resultado de la votación en las inmediaciones del Parlamento, en el marco de un nuevo debate a recordar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario