Política

Una casa de José López es reclamada por la Oficina Anticorrupción

El reclamo que hizo la OA para que se le entregue y destinarla a fines sociales sigue en espera.

Lunes 26 de Febrero de 2018

La lujosa vivienda en la que vivía el ex secretario de Obras Públicas José López sigue aguardando su suerte, ya que el reclamo que hizo la Oficina Anticorrupción (OA) para que se le entregue y destinarla a fines sociales sigue en espera, y un fiscal se pronunció en contra de la solicitud.

La casa es la de Dique Luján, en la localidad de Tigre, que según López y su mujer María Amalia Díaz alquilaban, pero que para la Justicia era una pantalla y en verdad ellos eran sus reales dueños.

La propiedad forma parte del enriquecimiento ilícito por el cual se acusa al ex funcionario, sumado a los casi nueve millones de dólares que intentó esconder en un convento de General Rodríguez aquella madrugada de junio de 2016.

La causa está a la espera del inicio del juicio y la tiene el Tribunal Oral Federal Nº1, integrado por José Michilini, Gabriel Vega y Adrián Grunberg, el mismo que juzgó y sobreseyó al ex vicepresidente Amado Boudou por utilizar papeles truchos en la transferencia de un vehículo.

El tribunal recibió un pedido de la Oficina Anticorrupción, querellante en la causa, interesada por la vivienda de Dique Luján, que se encuentra embargada y sujeta a la investigación.

Hasta quedar detenido a mediados de 2016 López habitó esa casa junto a su esposa. Sus antiguos dueños habían sido el contador Andrés Galera y el empresario Eduardo Gutiérrez, aunque para la investigación ambos son testaferros del ex funcionario.

La vivienda, en la que estuvieron ocultos los bolsos con dinero antes de ser trasladados al convento por López, está valuada según un peritaje en 680 mil dólares.

La misma cuenta con una superficie de dos mil metros cuadrados y tiene un muelle al río Luján, el cual tenía un costo, según la tasación oficial, de 10.000 dólares, y una piscina también con un valor similar.

Para atribuirle a López la propiedad de la mansión —que se adjudicaba a los empresarios Galera y Gutiérrez—, el magistrado tomó en cuenta la semejanza entre las fachadas de sus domicilios en Río Gallegos y en Tigre.

Fue determinante para ello el testimonio del arquitecto Federico Curcio, quien aseguró que diseñó de esa manera la residencia por pedido de la esposa del ex funcionario.

La Oficina Anticorrupción, tal cual lo había planteado en primera instancia, reclamó al tribunal que entregue la vivienda al Estado para fines sociales.

Pero el fiscal Miguel Angel Osorio, se opuso a la entrega de la vivienda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario