Política

Un perfil cincelado desde el propio corazón del sistema político

Alberto Fernández comenzó su carrera en el gobierno de Alfonsín, fue legislador porteño y jefe de Gabinete, entre otros cargos.

Domingo 19 de Mayo de 2019

"Abogado, profesor de derecho penal en UBA, ex legislador porteño, JGM (jefe de Gabinete de Ministros) de Néstor Kirchner. Fundador de Parte. Amo a Argentinos Jrs. Un país en serio es posible", así se presenta Alberto Fernández en su cuenta de Twitter, el flamante precandidato a presidente que llevará como vice a Cristina Fernández de Kirchner, fórmula anunciada ayer por la ex presidenta, en una jugada que sorprendió a propios y extraños.

Reconocido como un hábil armador de la política tras bambalinas, Alberto Fernández fue jefe de Gabinete de Néstor y de Cristina Kirchner y dejó el cargo en el medio de la crisis con el campo.

Se sumó al kirchnerismo de haberse alejado con duras críticas durante diez años, y ahora es uno de los principales consejeros de la ex presidenta.

De bigote prolijo, Alberto Ángel Fernández es un abogado y profesor de derecho penal, de 60 años, que se formó bajo las enseñanzas de los líderes de la dirigencia peronista de la Capital Federal y, con el paso del tiempo se convirtió en un solicitado armador político, tras ser el operador fundamental para el desembarco de Néstor Kirchner en la ciudad de Buenos Aires con el Grupo Calafate.

El ex jefe de Gabinete jugó sus primeras armas en política en 1995, al lado de Alberto Iribarne y Jorge Argüello como opositores al menemismo en el PJ porteño, que contaba con el apoyo encubierto del entonces gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde.

Pero fue el ahora legislador del Parlasur y hombre cercano al papa Francisco, Eduardo Valdés, quien presentó a Alberto Fernández a Néstor Kirchner. Tiempo después sería su hombre de confianza y se convertiría en 2003 en su jefe de Gabinete.

Uno de sus primeros cargos en la administración pública fue de corte muy técnico, durante el gobierno radical de Raúl Alfonsín, ya que en 1985 fue nombrado subdirector general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía, en los años del ministro Juan Vital Sourrouille. Luego, se desempeñó en la subsecretaría de la cartera económica, como superintendente de Seguros de la Nación (1989-1996).

En 1998, fue designado tesorero de la campaña presidencial de Eduardo Duhalde para las elecciones de 1999, donde lo derrotaría el candidato de la Alianza, Fernando de la Rúa.

También pasó por la legislatura porteña, en el año 2000, de la mano de Domingo Felipe Cavallo, a quien conoció por su gestión en la Superintendencia de Seguros.

Amante del estilo de vida porteño, Alberto Fernández tuvo su etapa crítica contra el kirchnerismo tras renunciar al gobierno de Cristina Kirchner luego del conflicto con el campo por la resolución 125, el 23 de julio de 2008. En ese lapso fundó el partido Parte.

En esos 10 años con más críticas que contactos con la ex presidenta, el dirigente porteño fue buscado por el conductor del Frente Renovador, Sergio Massa, y también por el ex ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, para nombrarlo jefe de campaña en las elecciones de 2015 y 2017, respectivamente.

Hace prácticamente dos años, en abril de 2017, rompió con el Frente Renovador y se consagró a la idea de "unir al peronismo". Algo que parece rindió sus frutos.

Pareja

Fabiola Yañez es la pareja del precandidato a presidente Alberto Fernández, por lo que podría convertirse en Primera Dama. Actriz y periodista, tiene 38 años, nació en Misiones pero se crió en San Lorenzo. En Buenos Aires estudió periodismo y teatro. Participó como panelista en “Incorrectas”, el envío televisivo conducido por Moria Casán, en un programa de espectáculos que se emite por Canal 26 y también hace radio.

Apoyos, críticas y palabras cuidadas

Un sábado movido. Tras el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner de impulsar a Alberto Fernández como precandidato a presidente, con ella como vice, las repercusiones no se hicieron esperar. Tras la sorpresa, propios y ajenos expresaron apoyos o críticas. También hubo silencios.

   Uno de los más duros tras el anuncio fue el ex presidente Eduardo Duhalde que calificó al anuncio como “un grave error” y opinó que esa fórmula “no puede ganar sin ninguna duda”.

   “Es un grave error. Inmediatamente me acordé de la quema del cajón de Herminio”, aseguró Duhalde.

   Desde la perspectiva opuesta, el diputado nacional por Unidad Ciudadana Máximo Kirchner advirtió ayer que Alberto Fernández “es el candidato que tiene la responsabilidad” de llevar al peronismo “a la victoria” y exhortó a la militancia a “salir a decirle a la gente que vienen buenos tiempos”.

    “Alberto Fernández es nuestro candidato y tiene la responsabilidad de llevarnos a la victoria. Vamos a salir a militar en cada casa, en cada rincón a decirles a los argentinos que se vienen buenos tiempos”, señaló Máximo Kirchner.

   Los apoyos también llegaron desde el Partido Justicialista nacional. “Empieza una nueva etapa para derrotar al modelo del hambre”, publicó en Twitter el PJ y recalcó: “La unidad es el camino”.

   A su turno, uno de los sindicalistas peronistas que conduce la CGT, Héctor Daer, felicitó la candidatura “camino hacia la gran unidad del peronismo, convocando a todos” mientras que el dirigente del Movimiento Evita, Fernando Navarro señaló: “Gracias por este gesto de grandeza. Vamos a reconstruir todos unidos nuestra patria”.

   Desde la oposición, lanzaron sus críticas Elisa Carrió al decir que la fórmula anunciada “garantiza la impunidad de todas y todos”, mientras que el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, consideró que la nueva fórmula presidencial “es una nueva trampa de Cristina”.

   Dentro del mapa de los gobernadores, el mandatario de Chaco, Domingo Peppo celebró la decisión de la ex presidente y la valoró como “un acto de grandeza para superar grietas”.

En tanto, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, señaló; “No opinamos sobre las decisiones de otra fuerza política” y se ubicó dentro de Alternativa Federal.

Un anuncio que movió el tablero de las precandidaturas

La precandidatura a presidente de Alberto Fernández sacudió el tablero político hacia dentro del espacio del justicialismo.

   A poco de que la ex presidenta realizara el anuncio de la nueva fórmula, en la que ella aparece acompañando como vicepresidenta, el diputado Felipe Solá declinó su candidatura al igual que el diputado Agustín Rossi. Daniel Scioli, en cambio, confirmó ayer que participará de una “gran Paso” y remarcó que sus “enemigos son las políticas de ajuste”.

   Sergio Massa mantuvo cierta distancia, mientras que Juan Manuel Urtubey sostuvo su candidatura. Y Roberto Lavagna reivindicó su espacio (ver pág. 21).

   La palabra clave parece ser “unidad”. Así, lo hizo saber Solá cuando a poco del anuncio dijo que la con fórmula Fernández-Fernández se cumple el “objetivo” de “construir una unidad amplia”, de cara a las elecciones de octubre.

   “Mi candidatura tenía una única misión: construir una unidad amplia para defender al trabajo, a los humildes y a la clase media. Ese objetivo está cumplido. Celebro la decisión de Cristina. Felicito a Alberto. #EsConTodos”, publicó Solá en su cuenta de Twitter.

   El que también utilizó Twitter para bajar su precandidatura a presidente fue el diputado nacional Agustín Rossi. “Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner es la fórmula que nos representará en las próximas elecciones”, destacó el legislador. Para que no queden dudas, señaló: “Ahí estaremos, defiendo las mismas ideas y valores, como siempre, con aplausos o con huevazos”.

   Daniel Scioli, en cambio, confirmó que mantendrá su precandidatura. “Yo el 14 de marzo anuncié mi precandidatura y di mis fundamentos a partir de lo que vengo planteando, y en ese contexto, mis enemigos son las políticas de ajuste, por eso creo que tenemos que ir a una gran Paso”, dijo.

   Scioli añadió que “ahora hay más claridad, empieza a haber definiciones en un sector donde había muchas dudas y especulaciones”.

“Ella (por Cristina Kirchner) tomó una definición, como cada uno de nosotros iremos tomando decisiones para darle a la sociedad una salida y una alternancia”.

  Otro de los presidenciables que está anotado en la carrera a las presidenciales de octubre, el jefe del Frente Renovador Sergio Massa, opinó: “Alberto (Fernández) trabajó mucho alrededor de nuestro espacio y tenemos una mirada crítica, y no creo que haya cambiado respecto de muchas cosas que hizo el gobierno anterior. Eso no cambia”. 

   Mientras, Roberto Lavagna confirmó su intención de ser parte de un espacio de alternancia ante las opciones que engloba la tan mentada grieta.

  También el gobernador de Salta y precandidato a presidente por Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey, consideró que la fórmula presidencial K “es parte del pasado” y confirmó que continuará con su postulación presidencial en el espacio del peronismo no kirchnerista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});