Política

Un juez publicó un obituario de tono antidemocrático en memoria de Seineldín

El magistrado Eduardo Vocos Conesa publicó este fin de semana una viso fúnebre en un diario porteño donde rinde homenaje al fallecido ex coronel carapintada con un cita del fascista español José Antonio Primo de Rivera.

Lunes 07 de Septiembre de 2009

"Rendimos el homenaje que la antipatria te niega. Te despedimos con palabras de José Antonio Primo Rivera: 'Camarada, nada de un párrafo de gracias, simplemente gracias como corresponde al laconismo militar de nuestro estilo. Que Dios te dé el eterno descanso y a nosotros nos niegue ese descanso hasta que sepamos ganar para la Patria la cosecha que siembra tu muerte'. Para nosotros estarás siempre presente. Venceremos".

La cita corresponde a un aviso publicado el fin de semana en un matutino porteño, a horas del entierro del ex general carapintada Mohamed Alí Seineldín. Pero a la curiosidad del texto se suma la firma de quien dedica el mensaje: Eduardo Vocos Conesa.

Para quienes no están familiarizados con el mundo judicial, vale aclarar que Vocos Conesa es un magistrado que integra la Cámara Nacional en lo Civil y Comercial. Pero es todavía más interesante conocer quién es el personaje en el que se inspira el juez para redactar el obituario a Seineldín.

José Antonio Primo de Rivera fue un político fascista español, nacido en Madrid en 1903, fundador de la Falange, atraído por los modelos de Mussolini y Hitler, a quienes admiraba y visitó en sus respectivos países. Fue precisamente en la inauguración de su fuerza que pronunció la frase elegida por el juez Vocos Conesa.

Su movimiento nació como consecuencia de la desconfianza que sentía por los métodos democráticos y con la finalidad de imponer un nuevo Estado totalitario y corporativo. En el discurso de fundación de la Falange, en octubre de 1933, legitimó la violencia al preconizar "la dialéctica de los puños y las pistolas", que él mismo practicaba ya que solía terminar las discusiones políticas con golpes de puño.

La máxima realización de este personaje fue la organización de grupos de choque que se distinguieron por protagonizar hechos de violencia callejera, llegando a cometer atentados y asesinatos. Hasta que las tantas conspiraciones contra la República lo llevaron a la cárcel.

Si bien el magistrado argentino eligió una frase, son muchos más los enunciados que quedaron grabados en la historia de este personaje fascista. Algunas de ellas son:

"Ya es hora de acabar con la idolatría electoral. Las muchedumbres son falibles como los individuos, y generalmente yerran más. La verdad es la verdad (aunque tenga cien votos). Lo que hace falta es creer en ella e imponerla, contra los menos o contra los más".

"Evidentemente, para adueñarse de la voluntad de las masas hay que poner en circulación ideas muy toscas y asequibles; porque las ideas difíciles no llegan a la muchedumbre".

"No confío en el voto de la mujer. Mas no confío tampoco en el voto del hombre. La ineptitud para el sufragio es igual para ella que para él. Y es que el sufragio universal es inútil y perjudicial a los pueblos".

"Soy como el discípulo que va a ver al maestro", dijo cuando viajó a Italia a entrevistase con Mussolini.

"La Patria es una síntesis trascendente con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz, autoritario, al servicio de una unidad indiscutible, de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria".

"La última partida es siempre la partida de las armas. A última hora siempre ha sido un pelotón de soldados el que ha salvado la civilización".

Llama poderosamente la atención que un magistrado utilice públicamente vocabulario e ideología que claramente no se condice con la democracia y muchos menos con las ideas vigentes en el año 2009.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario