Política

Un juez de la Corte culpó al Congreso por la liberación de represores

El juez de la Corte Suprema,  Carlos Fayt, advirtió hoy, en una implícita respuesta a la presidenta  Cristina Fernández de Kirchner, que “no es culpa” de la Justicia  la excarcelación de los represores de la Esma, ordenada ayer por la  Cámara de Casación.

Viernes 19 de Diciembre de 2008

Buenos Aires-  El juez de la Corte Suprema,  Carlos Fayt, advirtió hoy, en una implícita respuesta a la presidenta  Cristina Fernández de Kirchner, que “no es culpa” de la Justicia  la excarcelación de los represores de la Esma, ordenada ayer por la  Cámara de Casación.

“No es culpa nuestra, es culpa del Congreso, que no ha dictado  las normas procesales necesarias que permitan avanzar con los 800  juicios que hay parados”, advirtió Fayt al hablar en la puerta de  su domicilio.

Fayt, por otra parte, sostuvo que “el país no puede  intranquilizarse” con el fallo de Casación, ya que, recordó, “lo único  seguro es que esta gente está detenida, y sigue detenida”.

El ministro del máximo tribunal respondió a Fernández de  Kirchner, quien ayer, durante un acto en la Esma, dijo que era “un día  de verguenza para la Argentina, para la humanidad y para nuestro  sistema judicial”.

“El país no puede intranqulizarle, esta gente sigue detenida”,  recordó, pero advirtió que como el caso “va a ir a la Corte,  ningún hombre de la Corte puede aventurar un juicio previo, si no, no  puede seguir juzgando”.

“Nosotros tendremos que decidirlo”, confirmó el ministro Fayt.

No obstante, insistió: “es sumamente importante que el  Congreso, de una buena vez, dicte las reglas procesales. Hay 800 juicios  parados y no es culpa nuestra, es culpa del Congreso, que no ha  dictado las normas procesales necesarias. Ese es el problema. Vayan  y ocúpense de eso, ¿está claro?”.

Ayer, en un polémico fallo, Casación ordenó liberar a Alfredo  Astiz, a Jorge “El Tigre” Acosta y a otra veintena de represores  de la Esma por considerar excedidos los plazos de detención con  prisión preventiva, mientras aguardan que se inicien los juicios.

Fayt sostuvo que el caso “no tiene otra salida” que llegar a  la Corte, por lo que pidió a la prensa que “tranquilice a la  población, de que no hay ningún acto de injusticia”.

Los miembros de la Cámara de Casación “se han manejado dentro  de las normas actuales”, opinó Fayt.

Pero insistió que “el Congreso tiene que dictar las normas  procesales que faciliten la posibildiad de que se realicen esos 800  juicios; no hay otra posibilidad”, concluyó el magistrado. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario