Política

Un grupo de legisladores y gobernadores del FpV se desmarcó y asistió a la jura

Durante el acto, más de un centenar de bancas estuvieron vacías en solidaridad con Cristina. El senador Perotti estuvo pero no así su par Sacnun.

Viernes 11 de Diciembre de 2015

Un tercio de la Asamblea Legislativa, en su mayoría representantes del Frente para la Victoria (FpV), faltó ayer a la jura del presidente Mauricio Macri, en el Congreso nacional, luego de que el bloque de diputados kirchneristas decidió no concurrir a la reunión tras la controversia generada entre la ahora ex presidenta Cristina Fernández y el macrismo por el traspaso de los atributos de mando. No obstante, una veintena de legisladores, entre los que se contó el senador santafesino Omar Perotti, se hizo presente, además de varios gobernadores.
  Más de un centenar de bancas estuvieron vacías ayer en la Asamblea Legislativa, de los 140 legisladores —42 senadores y 98 diputados— puros con que cuenta el FpV.
  Sin embargo, un grupo de gobernadores y legisladores se desmarcó del kirchnerismo duro, entre los que se destacó el ex gobernador bonaerense y ex candidato presidencial Daniel Scioli.
  Scioli entró acompañado por el parlamentario del Mercosur y ex vicegobernador Gabriel Mariotto y por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, quienes se ubicaron en el palco reservado a los mandatarios, donde el FpV fue mayoría: la catamarqueña Lucía Corpacci, la fueguina Rosana Bertone, el formoseño Gildo Insfrán, el salteño Juan Manuel Urtubey y la santiagueña Claudia Ledesma Abdala.
  En el caso de los senadores del kirchnerismo, el jefe del bloque, Miguel Pichetto, había resuelto otorgar libertad de acción a los integrantes de su espacio. Pichetto no se presentó a la ceremonia en apoyo de Cristina, pero sí lo hicieron sus compañeros de bloque por Catamarca, Inés Blas y Dalmacio Mera; por Corrientes, Carlos Camau Espinola, y Juan Mario Pais por Chubut.
  La concurrencia de muchos gobernadores explicó por sí sola la presencia de legisladores del FpV como el senador Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador de Salta, o el vicepresidente del Senado, Gerardo Zamora, esposo de la mandataria de Santiago del Estero.
  Fue sorpresiva la presencia de la senadora por Buenos Aires María Laura Leguizamón, quien a pesar de ser amiga personal de Cristina Kirchner, se acogió a la “libertad de conciencia” que dio el bloque.
  También llamó la atención la aparición del senador por Santa Fe y ex candidato a gobernador Perotti y del misionero Juan Manuel Irrazábal, mientras que otros casos estaban previstos, como el de Cristina Fiore —alineada con Urtubey— y el ex gobernador tucumano y hoy senador José Alperovich, entre otros. En cambio, la senadora santafesina María de los Angeles Sacnun no asistió y se mantuvo alineada con la posición mayoritaria del FpV.
  También estuvieron el santiagueño Gerardo Montenegro, el fueguino Carlos Catalán Magni y la misionera Sandra Giménez.
  Por el lado de los diputados, quienes desoyeron la decisión de la bancada de ausentarse fueron los correntinos Carlos Rubín y Oscar Macías; los salteños Pablo Kosiner, Javier David y Evita Isa; las santiagueñas Norma Adbala de Matarazzo, Mirta Pastoriza, Graciela Navarro y Mariana Morales; la chubutense Ana Llanos; la santafesina Silvina Frana, y el jujeño Guillermo Snopek.
  De todos modos, los concurrentes fueron minoría en relación a quienes acataron la última orden de Cristina Kirchner a sus filas.
  A su turno, el gobernador salteño Urtubey explicó su presencia “desde mi lógica personal y ética tiene que ver con un compromiso institucional y fundamentalmente con el respeto a la voluntad popular”, y evitó opinar sobre la decisión del FpV: “Yo respeto, obviamente, la decisión que cada uno tome”.
  Por su parte, el tucumano Manzur esquivó una definición concreta al ser consultado pero destacó que tanto él como el senador Alperovich y el diputado José Orellana estuvieron “acompañando al presidente” flamante.

“Vamos a resistir al enemigo”

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, encabezó ayer una vigilia para “resistir” en medio de la asunción de Mauricio Macri, ante lo cual hubo algunos cruces de insultos con los que fueron a apoyar al flamante mandatario. “Estamos en la plaza con un montón de gente que desde anoche vinieron a saludarnos porque vamos a resistir a este enemigo de la mitad del pueblo. Somos el único movimiento que empezó a resistir un día antes de la asunción del nuevo presidente”, sostuvo Bonafini. Como parte de la anunciada “marcha de la resistencia”, la agrupación de derechos humanos había comenzado una vigilia en tres carpas instaladas durante la despedida de Cristina.

Lorenzetti espera “una buena relación” con el gobierno de Macri

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, estimó que la relación con Mauricio Macri será “buena” y coincidió con el jefe de Estado en que se debe transformar la Justicia para que sea “más rápida”. El magistrado asistió a la ceremonia de imposición de los atributos presidenciales en el Salón Blanco de la Casa Rosada, aunque como espectador, ya que finalmente no fue él sino el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, el encargado de entregarle la banda y el bastón por la ausencia de Cristina Kirchner.
  “Nos plegamos a lo que ha dicho el presidente respeto al Poder Judicial, que hay que transformarlo y trabajar para que sea mas rápida. Son necesarias muchas transformaciones y vamos a poner a trabajar juntos en eso”, afirmó Lorenzetti, al evaluar el primer discurso que Macri ofreció en el Congreso.
  “Para nosotros es una fiesta de la democracia y de las instituciones”, agregó el funcionario judicial al ser consultado sobre el significado de la asunción de Macri, al tiempo que destacó que se haya producido el marco de “un proceso normal”.

Cristina Kirchner voló al sur en clase turista

La ex presidenta Cristina Fernández partió ayer rumbo a Río Gallegos en un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas, y en clase turista, para participar de la ceremonia de asunción de su cuñada, la gobernadora electa de Santa Cruz, Alicia Kirchner, tras ausentarse finalmente de la jura y el traspaso de atributos de Mauricio Macri.
  Por la mañana, la ex mandataria tuvo un brevísimo contacto con la prensa dijo que se siente “bien, normal”. Cristina fue abordada en la puerta del edificio ubicado en las calles Juncal y Uruguay, de Capital Federal, y al ser consultada sobre cómo se sentía, tras culminar su mandato de ocho años, escuetamente respondió: “Bien, normal”.
  Tras encabezar el miércoles su último acto como presidenta y pasar la noche en la casa de su hija, Florencia Kirchner,en el barrio porteño de Constitución, la ex mandataria se trasladó en la mañana de ayer a su domicilio en Recoleta, para luego tomar en Aeroparque un vuelo regular de Aerolíneas hacia Santa Cruz que partió a las 15.45.
  “No vi la asunción de Macri”, reveló Cristina al ser consultada por la prensa, antes de abordar el vuelo número 1862 de la línea de bandera.
  Cristina viajó al sur acompañada por su hijo, Máximo Kirchner, diputado electo por la provincia de Santa Cruz, y por su perra Lolita, en clase turista, para sorpresa del resto de los pasajeros.
  En Aeroparque, un grupo de militantes fue a despedir a la ex mandataria a quien le gritaban “vamos a volver”.
  Acompañada por Eduardo Wado De Pedro, Carlos Zannini y Héctor Recalde, Cristina, vestida con una camisa blanca larga, calzas negras y sandalias blancas, se subió a una improvisada tarima para saludar a los simpatizantes mientras personal de seguridad la sostenía para evitar una caída.
  Cristina Fernández culminó su mandato a las 23:59 del miércoles, tras el fallo de la juez María Servini de Cubría, que hizo lugar a una medida cautelar del frente Cambiemos, en medio de la polémica por el lugar de entrega de los atributos presidenciales, que culminó en la ausencia de la ex mandataria en el acto de asunción de Mauricio Macri.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario