Política

Un fallo alineado con la Constitución: la opinión de especialistas

La decisión de la Corte Suprema sobre los jueces Bruglia y Bertuzzi zanjó judicialmente una cuestión atravesada por la grieta

Miércoles 04 de Noviembre de 2020

Con su fallo sobre el traslado de magistrados la Corte Suprema cerró —al menos judicialmente— una cuestión que estaba atravesada por la polarización política. Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli (cuyo caso fue pospuesto para el jueves) representaban para unos los paladines de la república y, para otros, exponentes nítidos del lawfare.

La decisión del máximo tribunal no sólo significó una derrota para los jueces litigantes, consideraron abogados constitucionalistas, sino que también marcó un llamado de atención al Consejo de la Magistratura y el Congreso.

Para Domingo Rondina ayer pasó lo que tenía que ocurrir. “La Corte dijo que fue malinterpretada y que había sido muy clara respecto a que la única forma de llegar a ser magistrado a través del concurso, la propuesta del presidente y el acuerdo del Senado, algo que en este caso no se cumplió”, indicó.

En la misma línea, Mariano Bär consideró que lo decisivo es que la Corte distingue entre las designaciones, que se hacen conforme el artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional, y los traslados, que son transitorios.

“La Corte dice por más que el traslado sea una práctica generalizada de ningún modo puede transformarse en legítima”, remarcó.

Diego Armesto también elogió el voto de la mayoría, integrada por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, a los que se sumó Elena Highton. “Había que cortar con la fiesta de los traslados”, afirmó.

En su opinión, el procedimiento para la designación de los jueces toca un nervio sensible del Estado de Derecho: la independencia de los magistrados.

Según Rondina un elemento interesante de la sentencia de la Corte es que Bruglia y Bertuzzi sostendrán su lugar en la Cámara Federal hasta que se designe a quienes lo ocupen definitivamente. “Estaba en duda la validez de las decisiones de estos jueces”, señaló.

Por su lado, Carlos Rosenkrantz quedó, otra vez, defendiendo solo la posición la minoría. Para Bär el voto del presidente de la Corte fue “un poco flojo”. “Da a entender que designación y traslado son lo mismo, pero no explica por qué los traslados son constitucionales. Por decirlo de alguna manera, su posición apunta a la seguridad jurídica”, interpretó.

En una analogía con la medicina, para Rondina el fallo de la Corte más que una cura es una vacuna. “No resuelve un caso concreto, pero sí corta de raíz el problema para el futuro”, comparó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS