Política

Un ex policía incriminó a represores de Santa Fe

Fue testigo del secuestro y torturas al ex intendente Noé Campagnolo. También se investiga el secuestro del ex diputado Rubén Dunda.

Martes 02 de Septiembre de 2014

Un ex policía declaró ayer en el juicio oral contra tres represores de Santa Fe, entre ellos el primer interventor militar de la provincia tras el golpe de 1976, e incriminó directamente a dos de los acusados por graves delitos de lesa humanidad.

Silvio Caballero, quien fue policía entre 1974 y 1979, y prestó servicios en la Guardia de Infantería Reforzada (GIR) y el Comando Radioeléctrico de la capital provincial, incriminó al ex comisario Ricardo José Salomón por el secuestro y torturas contra Adán Noé Campagnolo, quien al momento del golpe de Estado era intendente de Santa Fe. Caballero también mencionó al ex militar José María González, interventor en Santa Fe, a quien identificó como jefe del Batallón 212 y responsable de las actividades de la GIR en el momento en que fue torturado Campagnolo.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe, integrado por Luciano Lauría, José María Escobar Cello y María Ivon Vella, juzga a los ex militares José María González y Jorge Roberto Diab, y al ex comisario Salomón. En el proceso se investigan los delitos de privación ilegal de la libertad y tormentos en perjuicio de Campagnolo y el ex presidente de la Cámara de Diputados Rubén Dunda.

Caballero contó que custodiaba la puerta de una sala de la planta alta de la GIR, donde fue torturado Campagnolo, quien fue llevado allí tras ser golpeado en la seccional 1ª de policía. El ex policía dijo que condujeron al ex intendente hacia esa sala el propio Salomón junto a otras tres personas a las que no pudo identificar.

Ante las preguntas del fiscal Martín Suárez Faisal, el testigo dijo que los torturadores pusieron música alta pero que igualmente pudo escuchar los gritos de dolor de Campagnolo al ser sometido a torturas. Luego contó que al retirarse de la sala, los torturadores se rieron por lo que habían hecho, "lo habían torturado mal", según Caballero, y dijo que mencionaron algunas de las vejaciones cometidas.

Caballero dijo que unas horas después concurrió a la sala policial del Hospital José María Cullen, donde fue internado Campagnolo, y contó que éste le solicitó un vaso de agua, pedido al que según él no podía acceder, pero se declaró conmovido por el estado de la víctima y dijo haberle tocado la cabeza en señal de condolencia.

Con su testimonio, Caballero reforzó la posición de la Fiscalía acerca de la responsabilidad directa de Salomón en las torturas a Campagnolo y a la responsabilidad de González como jefe militar a cargo de la GIR de la policía de Santa Fe.

González fue jefe del Comando de Artillería 121, jefe de guarnición del Ejército de Santa Fe y jefe del Area 212 de la Sub Zona 21 del Ejército. Actualmente, goza de prisión domiciliaria por una condena a cadena perpetua por el homicidio doblemente calificado del militante Mario Marini, entre otros graves delitos de lesa humanidad.

Por su parte, Diab fue jefe de la Primera Sección y posteriormente segundo jefe del Destacamento de Inteligencia 122 del Ejército y también cumple prisión domiciliaria. Salomón fue oficial auxiliar de la GIR entre 1969 y 1983, y está acusado de ser el ejecutor de las torturas al ex intendente capitalino.

Las humillantes torturas a Campagnolo lo obligaron a ser intervenido quirúrgicamente y logró sobrevivir aunque las secuelas lo afectaron hasta su muerte en el año 2003.

González, Diab y Salomón están acusados de privación ilegítima de la libertad agravada y tormentos agravados. Además, sobre González y Diab pesa la acusación por allanamiento ilegal de domicilio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario