Política

Un detrás de escena sin desbordes en el debate de los candidatos a gobernador

El debate de anoche entre los candidatos a gobernador, realizado a casi una semana de las cruciales elecciones generales, tuvo un trámite normal y, por momentos, monótono. 

Domingo 07 de Junio de 2015

El debate de anoche entre los candidatos a gobernador, realizado a casi una semana de las cruciales elecciones generales, tuvo un trámite normal y, por momentos, monótono. No obstante, resultó clave para que los santafesinos, en fase de reflexión y de definición de su voto, repasaran las propuestas de los postulantes.

Los protagonistas fueron Miguel Lifschitz (FPCyS), Miguel Del Sel (Unión PRO), Omar Perotti (FJpV), Oscar Cachi Martínez (Frente Renovador) y Octavio Crivaro (Frente de Izquierda). Y, como ocurrió una semana atrás con los candidatos a intendente de Rosario, el debate fue organizado por Televisión Litoral, Telefé y La Capital Medios, y transmitido en directo y en simultáneo por los canales 3, 5 y 13 (Santa Fe) y La Ocho, LT3 y Radio Dos.

La llegada de los candidatos y sus asesores a los estudios de avenida Presidente Perón al 8100 se dio a partir de las 18 y de manera individual. Del Sel fue el último y sobre la hora, a las 19.20. De inmediato pasaron por las manos de la maquilladora. En dos salones del canal, en tanto, hubo a disposición de políticos y directivos de los medios sándwiches de miga y bocaditos, regados con gaseosa, agua mineral y café.

Al filo de las 20, postulantes y asesores encararon hacia el estudio y los directivos de medios, operadores políticos y algunos funcionarios (destacó la presencia de la intendenta Mónica Fein) se acomodaban en un espacio reservado para seguir el debate a través de la pantalla.

Lifschitz y Crivaro ingresaron juntos al estudio, aunque sin hablarse. Del Sel posó para los flashes y Perotti saludó hasta al personal de limpieza. “Faltan siete minutos”, advirtió un asistente, mientras se hacían un lugar el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, y el intendente de Santa Fe, José Corral. El ex Midachi repasó sus apuntes.

La puerta del estudio se cerró y, tras el encendido de la señal lumínica “En el aire”, llegó la presentación formal a cargo de Analía Bocassi (Televisión Litoral), Cristián Lavallén (Canal 5) y María Luengo (13), que actuaron como moderadores.

El debate se centró en cuatro ejes temáticos: seguridad, obras públicas, educación y políticas productivas. Y hubo una autopresentación y cierre por parte de los postulantes. Tuvieron dos minutos para la exposición sobre cada punto y, luego de finalizada la ronda, con 60 segundos extra para responder o aclarar alguna cuestión que lo justificara.

Por sorteo, a Crivaro le tocó abrir la ronda de exposiciones (fustigó a Del Sel por misógino a escasos segundos de comenzar la autopresentación). Tensos al principio, los aspirantes a la Casa Gris se fueron soltando con el correr de los minutos. Y plantearon estrategias bien estudiadas por sus asesores, que en cada pausa acercaron apuntes y recomendaciones al oído. La maquilladora, en tanto, aprovechó para retocar rostros.

El primer tema fue la seguridad y Perotti arrancó perfectamente sincronizado con el tiempo. A Martínez le sobraron unos segundos antes del timbre. El turno de Del Sel fue seguido por un Lifschitz concentrado en su inminente turno. El cierre fue para Crivaro, quien volvió a cargar contra el ex Midachi (dibujó una mueca de fastidio al escucharlo), aunque no perdonó a los demás.

Llego el corte y Galassi (quien sorprendió al pedirle a un camarógrafo que corrigiera un plano) y Corral rodearon a Lifschitz. Luciano Laspina, asesor económico y actual diputado nacional, hizo lo propio con Del Sel, mientras que su par provincial Roberto Mirabella dialogaba con el ex intendente rafaelino. Los otros operadores políticos bordearon la laberíntica escenografía para llegar hasta sus candidatos.

La labor de los laderos fue intensa. Y no pasó desapercibido un pequeño cartel con la leyenda “Perotti, foto, 90” que alzó un integrante del equipo del Frente de Izquierda. Un machete que Crivaro utilizó para achacarle al justicialista su rol en la década menemista.

Los más concentrados y sólidos fueron Perotti y Lifschitz. Crivaro lució nervioso, pero bien predispuesto al retruque y a los reproches a todos sus contendientes por igual. Martínez, en un momento, apeló a un cuadro con detalles de obras públicas inconclusas y Del Sel (muy serio en cámara) apostó a la estrategia que desplegó desde el primer día de campaña: hablarle directo al ciudadano.

A diferencia de lo ocurrido en una de las pausas del debate de candidatos a intendente, donde hubo un fuerte intercambio entre Anita Martínez (PRO) y Roberto Sukerman (FpV), sólo Del Sel y Perotti se cruzaron por lo expuesto en materia de obras públicas.

Cada propuesta, definición o error de los candidatos tuvo su rebote en las redes sociales. Incluso, durante las dos horas de la transmisión el hashtag #DebateSantaFe acaparó la atención en Twitter (llegó ocupar el primer lugar en las tendencias nacionales).

Pasadas las 22, y con las cámaras apagadas, imperó la distensión. La despedida de los candidatos fue también de manera individual y sin roces. A su vez, los asesores trazaron los balances de rigor. Luego de surcar los pasillos del canal, todos subieron a sus respectivos autos y se perdieron en la noche, conscientes de que empezaban a desandar una semana a pura adrenalina.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS