Política

Trasladan a represores a Marcos Paz

Viernes 04 de Enero de 2008

El general (r) Eduardo Cabanillas y el coronel (r) Enrique del Pino, dos miembros emblemáticos del esquema de inteligencia de la última dictadura, fueron trasladados desde la unidad militar de Campo de Mayo hasta la cárcel de Marcos Paz.
  Cabanillas, quien actuó en el centro clandestino de detención Automotores Orletti y afronta cargos por el homicidio del hijo del poeta Juan Gelman, y Del Pino, quien comandó un grupo de tareas en El Olimpo, cumplen ahora prisión preventiva en una cárcel común.
  El juez federal Daniel Rafecas, quien conduce la investigación por los crímenes cometidos en jurisdicción del I Cuerpo de Ejército durante la dictadura, puso fin al régimen de detención que Cabanillas y Del Pino cumplían en Campo de Mayo para disponer su alojamiento en Marcos Paz.
  Cabanillas, quien comandaba el II Cuerpo del Ejército cuando en 1999 fue señalado por Gelman por el secuestro de su hijo, respondía a la Side durante la dictadura.
  Al igual que Del Pino quedó bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal (SPF), apenas egresó del predio militar de Campo de Mayo.
  Las fuentes precisaron que los dos militares, quienes fueron procesados por Rafecas por crímenes de lesa humanidad, fueron llevados a Marcos Paz para ser alojados en un pabellón especial donde ya habría una veintena de represores de la última dictadura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario