Política

Tras la salida del comisario acusado de nazi, la URI tiene un nuevo jefe

Adrián Rodríguez, quien venía desempeñándose como subjefe interino. reemplaza al comisario Juan Garro, aunque no se terminaron los ecos de una crisis que mantuvo en vilo a la ciudad capital.

Jueves 08 de Enero de 2015

O bien el gobierno sigue sin conseguir el uniformado adecuado para nombrarlo definitivamente o la designación del comisario Adrián Rodríguez, quien venía desempeñándose como subjefe interino, cambió esta condición. Pasa que al respecto no se dieron precisiones ayer cuando el segundo del ahora licenciado Juan Pablo Garro, quedó finalmente ocupando su lugar al frente la Unidad Regional Uno.

En síntesis, sigue la sensación de precarización em el manejo de la URI desde que cúpula anterior a la de Garro-Rodríguez (integrada por Sergio Vergara y Sergio Fernández) debiera ser licenciada a la fuerza luego de que las sospechas judiciales les repiquetearan cerca en la investigación por la aparición de un camión con más de una tonelada y media de marihuana, por la que están presos tres de sus subordinados.

A Vergara lo reemplazó hace ocho días Garro como jefe y se fue el martes último, también licenciado y en medio de un escándalo que no hizo sino afianzar la idea de una fuerza a la deriva.

Los seis días que duró Garro en el puesto estuvieron signados por una escalada creciente de objeciones a su presencia en el puesto que terminó —al igual que hace 8 años atrás— ocupando espacios en los medios nacionales.

Precisamente por un antecedente de 2006 le cayeron encima instituciones de la comunidad judía y de derechos humanos reclamando su remoción.

En aquel año Garro debió ser separado de la jefatura del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) luego de que un subordinado lo denunciara por acoso antisemita y se comprobara que tenía colgado un cuadro en su despacho con simbología nazi.

La nueva crisis fue así aumentando la presión hasta que explotó este martes al conocerse en la ciudad de Santa Fe las declaraciones que en la tarde del lunes había efectuado el ministro de Gobierno, Rubén Galassi en LT8 explicando que el gobierno había decidido deshacerse de Garro reponiendo en el puesto a Vergara.

Garro quien se enteró por los diarios y no estaba enterado de la decisión política, intentó resistir en el puesto. La Secretaría de Seguridad, cuyo titular el viernes anterior lo había avalado contundentemente, negó de hecho las novedades afirmando a la prensa que Garro estaba al frente de la URI.

Este, mientras tanto, se mostró comandando un operativo sorpresa de requisa en una comisaría.

Al rato, se supo que Vergara pidió una extensión de 15 días de su licencia por lo que no volvería al cargo. Se dijo que el gobernador ordenó buscar un nombre que no tuviera cuestionamientos de ninguna índole.

Ayer, cuando se comunicó el ascenso de Rodríguez, no se aclaró si se trata del nombre pedido por el mandatario. En la tarde del martes, luego de que Garro se hubiere ido en horas del mediodía el gobierno había dicho que Rodríguez lo reemplazaría también de modo interino. Ayer no se aclaró al respecto.

No obstante, fuentes ministeriales dejaron entrever que la idea que avanza es la de eliminar la URI o reducirla al menos en su actual significación. En rigor, se trata de un ambicioso plan de reformulación policial que el gobierno está poniendo en marcha para lo cual ya ha designado jefes nodales.

La nueva división política que el socialismo trajo a la provincia (que originalmente se pensaba a partir de una reforma constitucional que habría de eliminar una de las Cámaras legislativas, el Senado, pero que fue dejado de lado y la enmienda a la Carta Magna tampoco prosperó) creó cinco nodos en los que se nuclean los viejos 19 departamentos que siguen coexistiendo.

La división de 19 unidades regionales de policía deberá adecuarse al nuevo modelo y tendrá una conducción a partir de cinco jefes nodales.

La jornada pasó sin que se aclare cuál es la situación de la conducción de la fuerza en el departamento La Capital y si el estado deliberativo interno generado por las convulsivas horas previas al alejamiento de Garro comenzó a aplacarse.

Un edil cargó contra Lamberto

El concejal capitalino del PJ Ignacio Martínez Kerz pidió la renuncia del ministro de Seguridad, Raúl Lamberto. “Nadie lo escuchó reflexionar durante estos días sobre la situación de inseguridad y las contramarchas que hubo con las designaciones en la URI. Nosotros estamos pidiendo que Lamberto dé un paso al costado para retomar el control político de las fuerzas de seguridad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS