Política

Tras el escándalo con Gilligan, el gobierno defendió a Caputo

La Casa Rosada diferenció el caso del saliente subsecretario general de la Presidencia de la situación del ministro de Finanzas.

Miércoles 21 de Febrero de 2018

El secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, destacó ayer la renuncia de su ex número dos Valentín Díaz Gilligan, pero diferenció su caso de la situación del ministro de Finanzas nacional, Luis Caputo, a raíz de las versiones que lo señalan como accionista de dos compañías offshore en las Islas Caimán y como dueño de una gerenciadora de fondos de inversión en Miami, algo que no habría quedado reflejado en su declaración jurada al asumir como funcionario.

De Andreis consideró que Díaz Gilligan, envuelto en una polémica por presuntos fondos sin declarar en Andorra, "entendió que el mejor aporte que le podía hacer al gobierno era dar un paso al costado".

"(Díaz Gilligan) va a esclarecer lo que él entiende y yo comparto que, en el peor de los casos, habrá sido una omisión en su declaración jurada de una situación previa a que él fuera funcionario, en este caso en la ciudad de Buenos Aires", sostuvo.

El dirigente del PRO ratificó su respaldo al renunciante funcionario, que se vio obligado a abandonar el cargo luego de que el diario español El País diera cuenta de que Díaz Gilligan figuraba como director y aportante de 1,2 millón de dólares en una empresa británica radicada en el principado de Andorra.

"No tiene nada que ocultar. A mi entender, no hay incompatibilidad de su función previa a esta actualidad en la administración pública", insistió.

De Andreis resaltó que la cuenta que se vincula al ex subsecretario general de la Presidencia en la Banca Privada d'Andorra (BPA) "no era de él sino de una sociedad de la que era director", en alusión a la firma Line Action. Y agregó: "En ningún momento tuvo ese dinero y entendió, en su momento, que no la tenía que declarar".

"Cuando lo invito a formar parte del equipo en Turismo de la ciudad de Buenos Aires, él estaba intentando desarrollar un negocio en Londres (Reino Unido) con estas personas vinculadas al fútbol. Le interesó más la propuesta porteña y encaró un proceso de salida de esa sociedad", señaló.

Contraste

"No hay ningún caso que se asimile a otro, todos tienen sus complejidades. Respecto de Caputo, tenemos la tranquilidad absoluta de lo que dice y nos cuenta. No tiene nada que ocultar", amplió.

Caputo está en la mira por haber manejado el fondo de inversión Alto Global Fund, inscripto en las Islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más secretos del mundo, y haber administrado Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware, otra jurisdicción donde imperan el secreto y los beneficios fiscales.

La revelación surge de los documentos de Paradise Papers, una investigación global impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Entre 2009 y hasta que asumió en la gestión pública, en diciembre de 2015, Caputo fue "manager" de Alto Global Fund, un hedge fund (fondo de cobertura) del conglomerado de Noctua dedicado a administrar inversiones de alto riesgo y alta rentabilidad en mercados emergentes por más de 100 millones de dólares. Para invertir en este fondo sus subscriptores debían aportar un mínimo de un millón de dólares. Las inversiones se canalizaban en bonos.

Caputo fue uno de los que negoció la deuda argentina con los fondos buitre. Previamente, habría aconsejado a sus inversores comprar a bajísimo precio los bonos defaulteados de Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario