Política

Timerman: "Las acusaciones son un acto de desesperación"

El ex canciller niega que haya incurrido en traición a la patria y que el memorándum con Irán buscó destrabar la causa.

Lunes 11 de Diciembre de 2017

El ex canciller Héctor Timerman dijo que las acusaciones en su contra "son un acto de desesperación" y que lo golpean doblemente "por ser judío.

El ex funcionario kirchnerista fue procesado por el juez Claudio Bonadio en la causa por supuesta traición a la patria y encubrimiento agravado del atentado a la Amia, junto a Cristina Kirchner y otros ex funcionarios. Timerman atraviesa un delicado estado de salud, por lo que pidió al magistrado que lo beneficie con la prisión domiciliaria mientras se cumplen los trámites judiciales.

Al ser consultado por los fundamentos del dictamen, que se basa en las investigaciones del fallecido fiscal Alberto Nisman, respecto de que a raíz del pacto con Irán el país recibió un intercambio, respondió: "Sí, a cambio recibimos la prisión. Cristina, yo, Zannini, que fuimos los que tratamos el tema. Lo que obtuvimos a cambio del Memorándum fue prisión", insistió.

El jueves, Bonadio dictó el procesamiento y pedido de desafuero de la ex presidenta, la captura del ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini, Luis D'Elía y la orden de detención para el militante islámico Jorge "Yussuf" Khalil y el ex líder de Quebracho Fernando Esteche.

"Es muy doloroso. Este es mi país, donde nací, donde elegí vivir, donde luché y estuve dispuesto a cualquier sacrificio en la búsqueda de un país mejor. Y lo hice siempre de buena fe. La acusación es un acto de desesperación, porque no tiene ni una prueba contra nosotros ya que no existió ningún delito. A mi me golpea doblemente por ser judío. A los judíos nos acusan de doble lealtad, ubicándonos como si fuéramos argentinos de segunda categoría. Me hace volver a la infancia cuando nos apretaban preguntándonos si éramos leales a la Argentina o a Israel. Es una infamia", dijo.

Consultado sobre el objetivo del Memorándum de Entendimiento con Irán, que para el fiscal Alberto Nisman no había sido otra cosa que una maniobra para encubrir a los acusados del ataque a la Amia a cambio de beneficios económicos para el país, Timerman aseguró que buscaban "destrabar una causa que no podía avanzar".

El ex funcionario volvió a negar que haya habido gestiones para levantar las alertas rojas de Interpol sobre los acusados del atentado a la Amia. "Interpol fue uno de los auspiciantes del diálogo. Al norteamericano Ronald Noble, secretario general de Interpol, lo conoció antes Alberto Nisman que yo. Cuando yo le conté que íbamos a dialogar, él vio la iniciativa con entusiasmo, y le dije «mire que lo importante que tengo para sostener una negociación es la sanción que implican las alertas rojas». El me dijo «quédese tranquilo, no va a haber ningún cambio»".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario