Política

Timerman fue operado de un tumor en el hígado

El funcionario nacional “continuará su recuperación en el área de cuidados intensivos” de ese centro médico ubicado en el partido bonaerense de Pilar.  

Miércoles 15 de Julio de 2015

El canciller Héctor Timerman fue operado ayer de un tumor en el hígado con resultado “exitoso”, y “continuará su recuperación en el área de cuidados intensivos” del Hospital Universitario Austral.

   Previamente a la intervención quirúrgica el ministro de Relaciones Exteriores había asegurado que pese a su problema de salud, permanecería en el cargo hasta el final del mandato de Cristina Kirchner, por lo que espera una pronta recuperación. Allegados al titular del Palacio San Martín son optimistas sobre su recuperación dadas las características de la dolencia.

   “En el día de la fecha el señor canciller Héctor Timerman fue intervenido quirúrgicamente de un tumor hepático que pudo ser resecado exitosamente por los doctores Gustavo Podestá y Sergio Ferraina”.
  “No se observaron evidencias de otras lesiones hepáticas”, detalló un texto difundido por el centro médico.

   En el comunicado, elaborado por la dirección médica de la clínica privada y por la médica clínica personal del ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Myriam Levi, se indica que “el próximo parte médico” sobre la salud del canciller Timerman será difundido hoy.

   También se precisó que el funcionario nacional “continuará su recuperación en el área de cuidados intensivos” de ese centro médico ubicado en el partido bonaerense de Pilar.

   Según indicaron allegados al jefe de la diplomacia nacional, Timerman tendría buenas expectativas de recuperación, ya que el tumor estaba “encapsulado”. Además, estimaron que el funcionario deberá permanecer al menos 15 días en reposo.

   Este lunes el canciller había anticipado que iba a ser sometido a una intervención quirúrgica debido a “un problema de salud”, pero que no dejaría el cargo hasta el 10 de diciembre cuando termine el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

   “No me echaron, no me pidieron la renuncia, no renuncié y seguiré hasta el 10 de diciembre. No voy a ir a la cumbre del Mercosur (del viernes próximo), pero después de eso, sigo con mi actividad normal”, había señalado Timerman en una rueda de prensa tras participar de un seminario del G-20 que se hizo en el Palacio San Martín.

   Así, el canciller que asumió en el cargo en junio de 2010 hizo público su problema de salud, aunque ratificó que no se irá del gobierno, tal como había trascendido en la prensa.

   “No pienso renunciar a la Cancillería, obviamente la decisión no es mía, es de la presidenta, pero nunca me manifestó el deseo de que yo renuncie ni yo se lo manifesté a ella. La voy a acompañar hasta el final de su mandato y después me voy a retirar de la función pública”, sostuvo antes de la cirugía.

   Timerman había confirmado que atraviesa un “proceso de salud que requiere una intervención” quirúrgica.

   También cuestionó con dureza a la prensa opositora que publicó que dejaría su cargo en breve por los inconvenientes personales que le acarrearía la dolencia.

   “Todos tenemos cuestiones de salud en algún momento. Estoy atravesando un proceso de salud que requiere una intervención quirúrgica, pero que no afecta en lo más mínimo mi continuidad en el cargo”, insistió Timerman previo a entrar al quirófano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario