Política

"Tengo fe en que el peronismo vuelve a gobernar Santa Fe"

Cierre de campaña. Omar Perotti realizó una caravana por la ciudad y cerró con un acto en Saladillo. Estuvo junto al resto de los candidatos del Frente Justicialista.

Viernes 12 de Junio de 2015

Omar Perotti cerró la campaña electoral en Rosario con una caravana que se extendió a lo largo de todo el día y que finalizó con un acto en uno de los puntos más representativos del peronismo: el monumento a Evita, en el corazón de barrio Saladillo. El rafaelino, quien confía en ser electo gobernador el domingo,  enfatizó: “Nuestros rivales querían polarizar, pero lo harán por el segundo y tercer puesto”.

En el escenario montado sobre la calle y frente a la mirada de Evita, se sucedieron grupos musicales hasta que por calle Lituania ingresó la caravana con los principales candidatos: Perotti, Héctor Cavallero (diputado), Roberto Sukerman (intendente), Eduardo Toniolli (concejal) y Cristian Recchio (senador). Al bajarse de la camioneta, se fundieron con la gente que pugnaba por un abrazo o una selfie con los dirigentes, sobre todo con el protagonista principal.

Sin demoras, comenzó el acto que tuvo a Perotti como único orador, sumándose al escenario su compañero de fórmula, Alejandro Ramos, la senadora nacional Roxana Latorre y otros dirigentes del peronismo santafesino.

Sin cotillón ni globitos, el rafaelino se mostró confiado en ser el próximo gobernador y enfatizó que es quien mejor representa el proyecto nacional en curso de Néstor y Cristina Kirchner. Criticó al gobernante socialismo y también advirtió que de la mano de Miguel Del Sel el macrismo arrasará con los avances sociales de los últimos años.

“Este no es un momento para cualquiera. Hay que tener gestión, temple, coraje. No puede ser otra lotería. No hay tiempo para aprender. Son muchos los que no lo están pasando bien”, alertó Perotti.

Apuntó que “con los mayores recursos de la provincia, hoy sentimos el dolor de ver que un gobierno teniendo tanto haya hecho tan poco, pero esto va a cambiar”, ya que “queremos una provincia partícipe de un proyecto nacional, y nosotros somos los que defendemos este proyecto”.

Y advirtió: “No se dejen confundir con alguno que se hace el divertido, que nos ha hecho reír —el alusión al ex Midachi—, pero que ahora es ese que le abre la puerta a (Mauricio) Macri, que viene por la asignación universal (por hijo), por las jubilaciones de nuestros abuelos, que viene por todo lo bueno que se hizo en estos años”.

“Somos la única fuerza que sigue creciendo, por eso tenemos la confianza de que el domingo vamos a ocupar el primer lugar. Es lo que surge de lo que vemos cuando recorremos cada rincón de la provincia. Esto hay que mantenerlo hasta el domingo, casa por casa, llevando este mensaje”, arengó el rafaelino. Y también se permitió ironizar: “Nuestros rivales dicen que van a polarizar. Si, lo van a hacer, pero por el segundo y el tercer lugar”.

“Sentimos que se recupera la alegría, vuelve el pueblo al gobierno de la provincia de Santa Fe. El tiempo está cerca y estamos bien. La gente quiere un cambio y nosotros lo expresamos”, se envalentonó ante la multitud.

Fustigó que el oficialismo “ahora desesperadamente le está pidiendo el voto a los rosarinos; se hubieran acordado de ellos en todos estos años en que nos dejaron sin seguridad, sin cloacas, sin servicios”, y exclamó: “Por eso volvemos”.

Abundó que “volvemos con Roberto Sukerman para la Intendencia de Rosario, con Eduardo Toniolli para el Concejo, con Recchio para el Senado, con Héctor Cavallero como diputado, y con cada uno de los compañeros”. En ese sentido expresó su gratitud a “los referentes políticos de cada localidad, porque después de las Paso estamos todos unidos en el peronismo. Gracias a los gremios, en especial a (el titular del Sindicato de la Carne, José) Fantini porque estamos aquí en su casa, pero también a la UOM, al Smata, a Luz y Fuerza. Aquí están los compañeros de Perón y de Evita, de Néstor y Cristina, con esa fibra militante y esa energía”.

“Vamos a conducir a la policía y eso significa que nos vamos a hacer cargo y cada uno de los santafesinos va a estar mejor cuidado”, porque “estamos en emergencia de seguridad”, dijo sobre el tema principal de la campaña. “Vivimos bajo arresto domiciliario desde las 6 de la tarde en muchísimos barrios. Tenemos que recuperar la calle, y vaya si lo sabremos los peronistas lo que es pelear la calle”, enfatizó.

También se comprometió a que “todos los chicos que hayan terminado la escuela primaria, en 2016 estén en un banco de un secundario”, y a la “continuidad de las obras que está haciendo el gobierno nacional como el gasoducto del NEA” y también “con la recuperación de los ferrocarriles, donde Alejandro Ramos es partícipe directo de esa transformación en el país y en la provincia”.

Al cierre, y ante la algarabía general exclamó: “Tengamos fe, yo tengo fe en ustedes y que el peronismo vuelva a ser gobierno en Santa Fe para la felicidad del pueblo”.

Sukerman: “Vamos a ganar las elecciones”

Tras la performance en el debate y la publicación de diversas encuestas, que plantean un empate en términos técnicos entre el Frente Justicialista, el PRO y el Frente Progresista, el candidato a intendente, Roberto Sukerman, auguró “un triunfo en las elecciones generales del próximo domingo”.

El concejal anticipó la victoria en el marco de la recorrida final del Frente Justicialista (ver aparte), y dio sus razones: “Somos los únicos representantes del verdadero cambio para los rosarinos y santafesinos. No de un mero maquillaje, ni una impostura de marketing vacía de contenido. Porque tenemos coraje, voluntad política, capacidad de gestión y propuestas concretas en todas las áreas, además de conocer e involucrarnos con las problemáticas de cada barrio. Porque concebimos a la política como instrumento para transformar la realidad social”.

“No podemos permitir que nos vengan a gobernar los porteños a control remoto. Rosario es hija de su propio esfuerzo. Durante años hemos sido rebeldes frente a los poderes establecidos. Si hay algo que nos caracteriza a los rosarinos es nuestra autoestima, que nos ha sido sustraída a lo largo de las dos últimas décadas. Desde la Intendencia, vamos a hacer honor a las páginas de esa historia y a recuperar el orgullo”, agregó.

Confiado en que el peronismo conquistará finalmente Rosario, prometió: “Seré un intendente presente y en acción contra el problema que más preocupa a la ciudadanía: la inseguridad. Hace mucho tiempo que abordo esa temática. Mi iniciativa de Policía Municipal data de más de dos años. Propongo una reestructuración de la fuerza policial. Una institución especializada y descentralizada, de prevención y de cercanía. Voy a ser el jefe político de esa policía”.

“No obstante —completó—, sabemos que la inseguridad no gira exclusivamente en torno a más y mejor policía: para modificar la matriz de violencia urbana se requieren acciones de inclusión social verdaderamente comprometidas: urbanización de territorios, educación, tratamiento de adicciones, entre otras iniciativas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS