Política

Tarifas: la oposición defendió su dictamen y el oficialismo busca trabar su tratamiento

Las bancadas de la oposición buscarán el miércoles sancionar una ley que modere las subas. Cambiemos quiere imponer otro temario.

Viernes 04 de Mayo de 2018

Luego de que la oposición consiguiera imponer en comisión un dictamen para tratar en el recinto de Diputados un proyecto de ley para limitar el tarifazo, ayer Cambiemos convocó para el próximo miércoles a una sesión especial con agenda propia que no incluye el debate sobre las subas de servicios públicos.

La oposición no quiere demorar la votación el mismo miércoles del proyecto que ata la suba de tarifas a la evolución promedio de los salarios, iniciativa forjada en base a un proyecto del bloque Justicialista y el Frente Renovador, con el apoyo del kirchnerismo.

Pero en una jugada que busca anticipar el ritmo de trabajo y la agenda de la semana próxima, el interbloque que preside el radical Mario Negri pidió la sesión especial para las 10.30 del miércoles con el fin de tratar esos dos temas que interesan al Poder Ejecutivo: el financiamiento productivo y la defensa de la competencia, ambos devueltos con cambios del Senado.

Como era previsible, dejaron fuera de ese pedido de temario al proyecto para amortiguar el aumento de las tarifas.

Desde el arco opositor definirán en los próximos días si solicitan una sesión ordinaria o una especial para abordar la cuestión, con la ventaja de que ya no necesitan mayorías especiales para habilitar el tratamiento del proyecto.

En el oficialismo parlamentario dan por descontado que "la oposición unida impondrá la sanción del proyecto", aunque no descartan "buenas noticias que surjan del llamado a la racionalidad" realizado por el Poder Ejecutivo a algunos gobernadores opositores.

En la oposición, para mantener el consenso y los votos favorables en torno del proyecto, ya dan por hecha la eliminación del articulado que establece la disminución del pago de IVA sobre las facturas para determinadas categorías de consumidores. Los que sí se mantiene es el núcleo central del proyecto, es decir que el valor de las tarifas se retrotraiga noviembre de 2017 y que desde esa fecha el aumento no pueda superar la suba los salarios.

Ayer legisladores de la oposición destacaron la necesidad de que el proyecto se convierta en ley a pesar de la amenaza de ser vetado por el Poder Ejecutivo.

"El proyecto intenta compatibilizar la capacidad de pago con la necesidad de inversiones. Hay propuestas que pueden ser mejoradas, pero si lo que se dice es que se veta, estamos con un problema", manifestó el diputado José Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador).

Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, insistió con que la definición de las tarifas "no es un tema legislativo" sino que "corresponde a la potestad del Ejecutivo", y celebró "la actitud de varios gobernadores" que "salieron a plantear con toda claridad" un postura en ese mismo sentido.

En tanto, varios gobernadores coincidieron con Peña. El de Entre Ríos, Gustavo Bordet, sostuvo que el Congreso "no es el ámbito de definición de la política tarifaria energética" y que el gobierno nacional "es quien debe hacerse cargo de sus decisiones".

También, Alberto Weretilneck (gobernador de Río Negro) rechazó la iniciativa de la oposición de frenar con una ley la suba de tarifas, aunque reconoció que el gobierno se equivocó al dejar que aumenten en forma "tan brusca".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario